Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Slow deco, una decoración que invita a la calma

A partir de los cuatro elementos de la naturaleza —tierra, fuego, agua y aire—, puedes disfrutar de
ambientes equilibrados. Súmate al estilo de moda con tonos neutros, elementos de fibra, muebles de madera
y piezas artesanales, y pon la mente en modo pause.

jarrones y taburete
Affari AB

    Bienvenid@ al estilo decorativo que puede cambiar tu vida. El objetivo de la Slow Deco es crear un ambiente en el que te resulte más fácil relajar la tensión.

    Haz tuya la máxima griega Mens sana in corpore sano. Y mímate, porque el autocuidado mejora tu estado anímico.

    Vivir a toda velocidad termina por pasar factura. Un informe publicado por la Sociedad Española para la Ansiedad y el Estrés revela que el 42 % de los españoles han sufrido y sufren el segundo. Concebir tu casa como un refugio de tranquilidad ayuda a encontrar el equilibrio. ¿Sabías que los ambientes ordenados dan serenidad? Potencia esa sensación con objetos bellos. Al fin y al cabo, la vivienda es una extensión de nuestra personalidad, el lugar ideal para entrenar la conciencia plena, enfocar tu vida y aunar para siempre el verbo ser y estar.

    Crea tu propia mindfulness home: con espacios decorados en modo slow

    • Vista al frente. Las paredes pueden ser una invitación a hacer una pausa y reflexionar con mensajes motivadores. Numerosos vinilos, leds y cuadros contienen frases que inspiran.
    • Tú eres creativo… Descubre aficiones que te relajen, plásmalas en la deco de tu casa y siente #ElPoderdelaPositividad. Apúntate a clases online de pintura, teje macramé o elabora figuras de papel con las plantillas para origami que hay en la web de La Mansión de las Ideas.
    • Acabados y orden. Los materiales naturales crean una sensación de sosiego en los ambientes, sobre todo si practicas la regla del “menos es más”. Eliminar el exceso de piezas —lo que se conoce como ruido visual— reduce
      la inquietud y, además, mejora la concentración.

      Empieza por reservar un lugar en el recibidor donde colocar las llaves y el móvil: pensar que no los has perdido es un buen inicio. Incluye una zona para dejar los zapatos y no usarlos en el interior. Añade plantas que te conecten con la vegetación y prepara un espacio para ti, con materiales y tonos naturales. Si es el dormitorio, la ley de oro de la slow deco es “aquí, nada de tecno”.

      Una de las sensaciones más agobiantes es la falta de espacio. Evítalo con una distribución diáfana y ventanas sin vestir para integrar el exterior dentro de casa.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      1
      Busca tu momento
      Jordi Canosa

      La paz interior se alcanza cuando alineamos cuerpo y mente, y esta es la clave del placer de la lectura. Busca un rinconcito bien iluminado, a ser posible, en una zona de la casa con poco tránsito. Este proyecto de Astrid Izquierdo, de Sincronia Integral, optimiza el espacio y utiliza las reglas del Feng Shui para activar la energía de la casa. Su interiorismo se basa en un estilo nórdico con un diseño icónico: el sillón Butterfly; similar es el modelo Santiago (179 €), de la firma Maisons du Monde.

      2
      Busca el equilibrio
      La Redoute

      La armonía fomenta la creatividad y te hace sentir bien. Prueba a realizar bodegones proporcionados y juegos de perspectivas con floreros en distintos tamaños y formas. Aparador Noya (779 €) y jarrón en tono mostaza Sira (49,99 €). Son de La Redoute Interieurs.

      3
      Practica el nesting
      Kave Home

      Recarga las pilas en entornos que te hagan feliz y con gestos simples, pero muy placenteros. Por ejemplo, dejar la mente en blanco con un suave balanceo en un sillón colgante; este, con pie, es el modelo Ekaterina y mide 85 x 105 x 197 cm (498 €). Aparador Rexit (759 €). Alfombra Siria (195 €). Todo es de Kave Home.

      4
      La emoción, a flor de piel
      IKEA

      En el dormitorio, busca una paleta cromática que te ayude a dormir.Cae en los brazos de Morfeo con una habitación en tonos empolvados y sigue una buena rutina de sueño: se reducirá tu estrés y mejorará tu salud. De Ikea: cojines Kransborre (7 € c/u), funda nórdica Bergpalm más dos de almohada (30 €) y manta Ingabritta (32 €).

      5
      La hora mágica
      Bloomingville

      Un té a media tarde te reconcilia con el mundo. Prepara con mimo una infusión relajante o prueba variedades más actuales, como el matcha, con propiedades estimulantes para despejar la mente y combatir el cansancio. De la colección Aura, de Bloomingville: tetera (33,50 €) y taza (10,90 €); ambas son de gres.

      6
      Estimula el olfato
      RITUALS

      ¿A quién no le agrada aspirar un aroma sugerente? Los arreglos florales recuerdan el frescor de la naturaleza y dan mucha paz. También, la sensación de limpio o las fragancias que evocan destinos exóticos. Espuma de manos The Ritual of Sakura, de la firma Rituals (9,90 €).

      7
      In & out
      Faro Barcelona

      Hay piezas tan versátiles que encajan en cualquier atmósfera interior o exterior. Busca cada día un momento zen, que mejore tu bienestar, y practica la meditación con una sutil iluminación ambiental. La lámpara led portátil Candela no necesita cables; en acabado terracota, mide 23 x 23 x 22 cm y es de Faro Barcelona (92,32 €).

      8
      Rodéate de buenos mensajes
      Posterlounge

      Lienzo Mind Palace, de Michael Trassow (desde 18,95 €). En Posterlounge.

      9
      Tierra para tu Dolce far Niente
      Maisons du Monde

      La slow deco pone el marco perfecto para ese delicioso momento de ocio reivindicado por la cultura mediterránea. Un saber disfrutar de las pequeñas cosas que los daneses llaman hygge, y que se lleva a su máxima expresión en Holanda con el niksen o arte de “hacer nada” ante el frenético ritmo diario. Bandeja de ratán Hinoya, de Maisons du Monde; en 40 x 29 x 8 cm (25,99 €).

      10
      AIRE, SINÓNIMO DE LIBERTAD
      Madam Stoltz

      La decoración sin prisa se inspira en el slow design, diseños elaborados de forma artesanal, en pequeñas series o con materiales reciclados. ¿Qué tal un sofá realizado con palés de madera? De Madam Stoltz: colchoneta (68,85 €) y funda de cojín mostaza, bordada (53 €).

      No te pierdas: 10 MANUALIDADES CON PALÉS PARA TU TERRAZA

      11
      Evoca los elementos de la Tierra
      Affari

      La madera natural sin tratar y los complementos de fibra transmiten tanta paz en este recibidor, que apetece entrar y quedarse un ratito en él. Las ligeras irregularidades de la pared y los jarrones, en blanco con textura, añaden autenticidad; son el modelo Margaretha (entre 119,70 € el grande de la izq. y 10,05 € el más pequeño). Taburete Unique (59,70 €). Todo es de la firma Affari.

      12
      El agua como base de la vegetación
      Ikea

      Y ambas, combinadas, ofrecen un escenario ideal para olvidar la prisa.

      Añade plantas y flores en tu entorno: te ayudarán a conectar de nuevo con la naturaleza y a sentir su equilibrio. Toalla Vågsjön, de Ikea (4 €).

      Sigue leyendo: DECORA TU BAÑO CON PLANTAS

      13
      UN AMBIENTE SUGERENTE
      Lexington

      Para que la decoración relaje, debe invitar a vivir una experiencia gratificante. Como la ducha junto a estas líneas, al aire libre. ¡Casi podemos escuchar el sonido del agua! Fuera, la silla parece decir: esta vez, nada de secarte a la carrera. Toalla azul (desde 15 €) y albornoz, de Lexington.

      No te pierdas: DUCHAS AL AIRE LIBRE

      14
      Fuego: el titilar de las llamas
      Cerabella

      Su contemplación es relajante, casi hipnótica. Por eso comenzamos por él este repaso a los cuatro elementos de la naturaleza que influyen en el ser humano como parte de ella. En ausencia de chimenea, la slow deco recurre a velas. Estas son de la colección Sommergrün, de la firma Cerabella. El recipiente es de piedra 100% orgánica y el contenido incluye citronela, para ahuyentar a moscas y avispas. En 27 x 14 cm (39,65 € c/u).

      No te pierdas: CÓMO COLOCAR TUS VELAS EN CASA

      15
      CUIDAR EL PLANTEA Y TRABAJO JUSTO
      Charlie Richards

      Slow food. Es un movimiento internacional, creado por el sociólogo italiano Carlo Petrini, que pone en valor la cocina local frente a una comida rápida que ignora las culturas gastronómicas propias. Se basa en utilizar ingredientes de proximidad, producidos sin dañar el medioambiente y con salarios dignos para los productores. Más info en: www.slowfood.com/es

      Slow gardening. Vio la Luz gracias al horticultor estadounidense Felder Rushing, que se inspiró en Carlo Petrini. Consiste en disfrutar la jardinería como una actividad placentera. Aboga por elegir plantas pequeñas o semillas para verlas crecer; sustituir el césped por flores, arbustos y árboles que necesiten poca agua; y apoyar a agricultores locales que tienen productos frescos y saludables, cultivados en condiciones éticas. www.felderrushing.net

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de #Bienestar