La guía definitiva para reciclar bien

Es tu granito de arena para salvar al planeta, pero ¿lo haces de forma correcta? Descubre cuánto sabes y evita los errores más habituales al reciclar.

Cómo reciclar
Hearts

Ideas muy prácticas para una vida más eco y sostenible

image
Hearts
1 de 12
Bastoncillos: vosotros, al gris

Quizá no sepas que no son los más aconsejables para la higiene de tus oídos, pero si utilizas estos palitos de algodón, tíralos al contenedor gris, al igual que los discos desmaquillantes, compresas, salvaslips y toallitas íntimas. Muy importante: ¡nunca los deposites en el inodoro! Neceser de terciopelo (20,75 €), crema de manos y bálsamo labial de la firma Altium. Todo, en Ib Laursen.

image
Hearts
2 de 12
Las aspirinas, de vuelta a la farmacia

Los medicamentos vacíos o caducados hay que llevarlos al punto Sigre de las farmacias, con cajas incluidas.

¡Ojo, ni estas van al contenedor azul, ni los blísteres al amarillo! ¿Y eso? Todo lo que haya estado en contacto con el medicamento debe ser tratado de una forma específica. Tiritas y esparadrapos, al contenedor gris con tapa naranja.

Más información en www.sigre.es

image
Hearts
3 de 12
El menaje roto, al punto limpio

Planeas renovar algunos utensilios de cocina y no sabes qué hacer con los viejos. Los que son de madera irán al contenedor amarillo, ¡no al marrón! Cubiertos de plástico, cestas de mimbre, cerámica y porcelana, al gris porque no se consideran envases; y las ollas, cacerolas y sartenes, llévalas a un punto limpio. Los tarros de vidrio, al verde, pero sin tapas. Estas y los tapones de plástico, irán al amarillo. Tabla de cortar y tarro de cocina, de Maisons du Monde.

image
Hearts
4 de 12
¿Cajas, al azul? Depende

Estás de mudanza y seguro que has llenado tu nueva casa con cajas de cartón. Una vez desembales todo, ¿dónde las vas a tirar? Pregunta fácil: al contenedor azul de papel, bien plegadas. Pero sin cuerdas, etiquetas ni cinta adhesiva, que irán al gris. Es posible que hayas terminado agotada y pidas una pizza para cenar. La caja es de cartón, ¿irá al azul también? Pues no siempre. Si está limpia sí, pero lo normal es que tenga restos de comida y grasa. En ese caso, mejor tírala al gris. Cajas de embalaje Jättene, en 56 x 33 x 41 cm c/u, de Ikea (5 €/juego de 2 unidades).

image
Hearts
5 de 12
El cepillo de dientes, solo al gris

Quizá ya te has pasado al de bambú o utilizas el eléctrico. En ambos casos ¡enhorabuena! porque un 1% de los residuos plásticos que acaban en el mar son cepillos mal reciclados en el contenedor amarillo. Si aún tienes uno tradicional que ya está deteriorado, tíralo al contenedor gris y empieza a ser sostenible.

Una curiosidad: ¿te gustaría descubrir cuántos cepillos has utilizado a lo largo de tu vida? Entra en la página web creada por Vitaldent, www.porlasonrisadelplaneta.es. Te sorprenderá la cifra y saber, por ejemplo, que un solo cepillo tradicional tarda 75 años en degradarse. Vaso Tumbler (7,95 €), vasito con maceta (4,95 €) y jabonera (10,95 €), de la firma Krasilnikoff.

image
Hearts
6 de 12
El vidrio, al verde, ¡no el cristal!

Parecen iguales, pero no lo son. El vidrio está compuesto por arena, sosa y caliza, mientras que el cristal contiene metales pesados. Los tarros de legumbres, las botellas y los frascos de perfume sí irán al contenedor verde, sin el tapón. ¡Y no eches la bolsa de plástico en la que los llevas! Vasos, copas o espejos se tiran en el gris. Las bombillas y leds van al punto limpio. "Reciclar vidrio ahorra energía y emisiones de CO2" nos recuerda la entidad sin ánimo de lucro EcoVidrio, que con sus miniglús solidarios, originales réplicas del cubo verde, hacen que reciclar vidrio en casa sea fácil. Hazte con uno en www.miniglu.es (desde 23,95 €).

image
Hearts
7 de 12
Guantes de plástico, vuestro destino es el gris

Cuántas veces te habrás preguntado dónde tirar los utensilios de limpieza de la cocina… Veamos. Los estropajos usados, la fregona y los guantes de plástico rotos van al contenedor gris; si estos últimos son de látex, tendrás que llevarlos al punto limpio. Algunas bayetas de microfibra puedes lavarlas y reutilizarlas, pero cuando estén muy deterioradas, tíralas al gris. Y si te quedan dudas, en la web de la organización sin ánimo de lucro Ecoembes, www.ecoembes.com, encontrarás al asistente inteligente virtual A.I.R-e que te ayudará a solventarlas. Guantes con manguito (7 €) y cepillo lavaplatos Ladybug (8,90 €), de Vigar.

image
Hearts
8 de 12
Los restos de jardinería, al contenedor marrón

Adivina, adivinanza. Ya se ha marchitado el ramo que te autorregalaste o estás pensando en renovar tu terraza y/o jardín con plantas de temporada. Dudas dónde tirar las flores y las hierbas secas. ¿Al contenedor con tapa naranja o al marrón? Piensa que la tierra y las plantas son residuos orgánicos, con lo que deben ir al último. Set Mini Green, de Vigar (15,95 €/3 piezas).

image
Hearts
9 de 12
Toallitas húmedas y pañales, al gris

¿Los tiras en el cubo marrón? Error. Deben ir al de residuos no orgánicos, es decir, al gris con tapa naranja. El mismo en el que terminarán biberones, chupetes, cabellos, pelusas y juguetes rotos, incluso los de plástico (sí, no van al amarillo).

En estos últimos retira antes las pilas usadas y deposítalas en lugares específicos, como las marquesinas de los autobuses. Si los juguetes incluyen mecanismos electrónicos, hay que llevarlos a un punto limpio, aunque si funcionan, ¡dónalos! Pañales para pieles sensibles (63 €/174 unid. de talla 4) y toallitas (3,61 €/60 unid.), en www.lillydoo.com

Cómo reciclar
Hearts
10 de 12
Y lo que no reciclo en casa, ¿dónde lo llevo?

Lo más práctico a la hora de clasificar residuos, es contar con un contenedor grande para separarlos. Ya has aclarado lo que va al amarillo, al gris, al marrón y al azul, pero hay muchos otros productos de los que no podrás deshacerte en casa y deberás trasladar al punto limpio. ¿Cuáles? Pequeños electrodomésticos, muebles, restos de pintura, cartuchos de impresora, móviles… Investiga en tu ayuntamiento o comunidad autónoma dónde están los más cercanos. Cubo de pedal Bo, con base antideslizante, de Brabantia (199 €/36 l).

image
Hearts
11 de 12
Las perchas, ¿se depositan en el gris o en el amarillo?

Las realizadas con plástico suelen ser frágiles, deforman la ropa y tienden a romperse. En el momento que eso ocurra, ¡es hora de que las destierres de tu armario! Sustitúyelas por otros materiales más sostenibles y resistentes. Cuando tengas varias para tirar, hazlo en el contenedor gris con tapa naranja. ¿Y si son de madera o metal? Entonces, no dudes. ¡Van al amarillo! Perchas de cedro modelo Borstad, de Ikea (4 €/4 unid.).

image
Hearts
12 de 12
Papel sucio, ¿al marrón?

Ya has visto que no todo lo que es cartón termina en el contenedor azul. Las servilletas usadas y el papel de cocina sucio van al marrón (o al gris en su defecto) y los plastificados con los que envuelven la carne y el pescado que te venden, en el amarillo. Tickets de compra y los recibos del cajero automático se desechan en el azul.

¿Y los briks, qué haces con ellos? Cuando los tiras al contenedor azul por ser de cartón, te equivocas. Su destino es el amarillo, porque son envases y llevan plástico y aluminio. Igual que el film transparente, los yogures con sus tapas, las bandejas de poliexpán y el papel de aluminio. Portarrollos de pared (20,75 €). En El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO