Consejos e ideas para utilizar el verde en la decoración de tu casa

Estamos entregados al poder del verde por su poder para conectarte con la naturaleza y, además, por su efecto relajante en cualquier ambiente. Súmate a la corriente deco verde y comprueba que tenerlo en casa transmite #goodvibes.

Escritorio moderno con pared verde
Line Klein

Tendencia en decoración, el verde es el color que se asocia a la naturaleza, pero también transmite sensación de calma. Apuesta por él si quieres crear en tu casa una atmósfera que destile serenidad. La cuestión es qué tono elegir ante una gama tan amplia. El verde intenso de una hoja tropical o el famoso greenery de Pantone son sus versiones más conocidas, pero si quieres desmarcarte, te animamos a descubrir otros tonos especiales, casi hipnóticos, con gran impacto decorativo.

Que un tono se ponga de moda no te obliga a decorar la casa de arriba abajo con él. Pero sí puedes introducirlo en algunos detalles. Láminas botánicas, jarrones, damajuanas y cojines añaden pinceladas green al instante. Si quieres que el verde tenga más presencia, la chalk paint hará que cualquier pieza adquiera una pátina verdosa solo con pintarla. Y con una alfombra en tu tono favorito de la gama, será bien visible.

Las plantas refuerzan el look. Existen variedades de interior que son fáciles de cuidar. Crea rincones verdes con cactus, crasas, kentias, aloe vera y lengua de tigre o sansevieria; esta última es prácticamente indestructible.

Cortinas de lino Carrara Fiore Grande y papel pintado de la colección Foscari Fresco, de Designers Guild
Hearst
¿El verde siempre ha sido tu favorito?

Conviértelo en el protagonista absoluto de la decoración. Con prints espectaculares lo tienes muy fácil. Eso sí, elígelos con sutiles variaciones de color para evitar un ambiente monocromático.

Estas flores a gran escala en las cortinas, y el mármol que emula la belleza de un fresco pintado a mano en la pared, derrochan estilo.

De la firma Designers Guild, disponibles en Usera Usera: lino Carrara Fiore Grande (135 €/m) y papel pintado de la colección Foscari Fresco (114 €/rollo).

1 de 8
Jarrón Tree Trunk y papel pintado de Coordonne
Hearst
Un bosque a escala mini

Las ramas de eucalipto y el jarrón con forma de tronco son el ejemplo de cómo el verde, en pequeñas dosis, tiene impacto.

Es básico que se alíe con el buen diseño y se resalte con colores tierra, como los del papel de la colección Carmen, de la firma Eijffinger, en Coordonné (95,60 €/rollo).

El jarrón es el diseño Tree Trunk, de la firma Hay (desde 59 €).

2 de 8
Papel motivos infantiles
Hearst
Alegría, frescura y luz

El verde mint los multiplica en cualquier espacio. Potencia su tono con el contraste de otro verde un punto más oscuro, como se hizo aquí con la balda.

La opción de un estante blanco siempre está ahí, pero ¿y si pruebas con una pincelada green adicional?

Papel Jardin Secreto, de Piccolo Mondo (89 /rollo).

No te pierdas: INSPÍRATE EN ESTAS IDEAS PARA DECORAR EN ROSA Y VERDE 'MINT'

3 de 8
Papel pintado geométrico Palmier, de Caselio
Hearst
Triángulos aquí y allá

Se lleva el verde y, también, los motivos geométricos.

Así que cuando se unen estos dos hits decorativos y se combinan con mucha creatividad, surgen diseños tan interesantes como este papel Palmier, de Caselio (41,80 €/rollo).

Plus de estilo: pinceladas verdes en los textiles y madera natural.

Además: PAPEL PINTADO: 10 IDEAS PARA RENOVAR AMBIENTES CON ESTILO

4 de 8
Pintura ecológica Majestic Pure Color, de Jotun
Hearst
Tonos medios

Los nuevos verdes para pintar las paredes apuestan por los llamados tonos medios.

No son claros ni oscuros, tampoco brillantes, y se ven algo agrisados. ¿Su efecto decorativo? Pura calma y sofisticación.

Y una excelente noticia: combinan bien con maderas, negro y la gama de los naturales, como el melocotón oscuro de la imagen.

Pintura ecológica Majestic Pure Color, de Jotun, en tono 7628 Treasure, con fórmula 99% mate (39,90 €/4 litros).

5 de 8
Funda nórdica de flores de Pip Studio
Hearst
Cuerpo y mente en modo relax

Si contemplar una pradera o el monte tiene un efecto antiestrés para ti, una solución saludable es decorar tu dormitorio con tonalidades verdes.

¿Sabías que los expertos aseguran que el verde es el color más relajante para el ojo humano?

De la firma Pip Studio: funda nórdica La Majorelle, en algodón percal (desde 79,95 €); fundas de almohada; cojines (desde 19,95 €) y manta (89,95 €).

6 de 8
Textiles oscuros
Hearst
Las gamas oscuras

Si tienes plantas en casa, lo más probable es que con sus hojas ya hayas incorporado a la decoración los tonos más oscuros del verde, pero puedes dar un paso más e introducirlos en un mueble tapizado.

Verde botella, un intenso aceitunado, color pino o las tonalidades más oscuras del verde inglés, imprimen elegancia a la decoración. Solo hay que acertar con un contrapunto cromático que los avive.

En este salón, de Ikea —con el sofá Stocksund y la funda Nolhaga (499 €)— se consigue gracias al tono camel de la funda Gurli (3 €) y al mix selvático de verdes, blanco y negro de la tela Torgerd (5 €/m).

7 de 8
Tonos verdes
Hearst
Tú eliges la dosis

Y en la mesa… Si te gusta probar con recetas nuevas y la gastronomía oriental te fascina, hazte con platos de cerámica en un tono verde celadón. Sorprenderás a todos con sus aromas y sabores especiales en una presentación très chic. Gres Shima, de AM.PM para La Redoute Interieurs (desde 39,99 €/4 piezas ).

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo