Crea un salón a la última

¿Quieres renovarlo y darle un toque in? Es fácil con estas ideas que puedes aplicar con ingenio y sin grandes obras.

1 de 12
1 Librería bajas en horizontal

Dan sensación de amplitud y al dejar libre la zona superior de la pared. Un valor añadido: en este caso, colocadas así no restan protagonismo a la chimenea original. Las butacas estilo art déco recuperadas y el puf a modo de mesa auxiliar centran la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
2 Recicla muebles

Este somier de los años 50 se rescató del desván y, después de añadirle un tablero, ha quedado convertido en una amplia mesa de centro. El truco: armoniza con el resto de elementos al ir pintada en blanco roto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
3 El arte de improvisar

En vez de colgarlos de la pared, apoya los cuadros en estantes, muebles, incluso sobre el suelo. Aportarás ligereza y podrás intercambiarlos cuando te apetezca. Más: mejor uno de gran formato que varios pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
4 Conexión de espacios

Si eliminas las puertas practicables y dejas el vano abierto, ganarás alrededor de un metro cuadrado; además, visualmente parecerá que la superficie se ha ampliado. En esta ocasión, como las dos estancias están pintadas en blanco, un candelabro ayuda a marcar la transición.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
5 ¿Cómo elegir los materiales?

Fácil, el blanco roto manda y no sólo a la hora de escoger muebles y tapicerías. Resultado: amplitud y frescura garantizadas. Las cortinas de algodón cuelgan de una barra de hierro, instalada a ras de techo, y la alfombra puedes subirla de tono para cerrar la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Para crear artmósfera

Acertarás con el look total. Escoge objetos en tonos blancos, y algún detalle con acabado plateado o metálico. Esta idea armoniza y añade equilibrio. Un must: los jarrones de cristal con flores también blancas. Tienes un ejemplo en la imagen inferior: sobre la mesa, florero bajo con lilas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
1 Juega al dos en uno

Apúntate a lo más práctico: unir en una estancia salón y comedor. En este caso, el estilo escandinavo de la alfombra de Ikea y de la mesa Tulip de Saarinen -que edita Knoll y se compró en P17-, contrasta con las antigüedades de Berenis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
2 Toques de color con pequeños objetos

Son divertidos y rompen la monotonía en salones donde predominen muebles de tonalidades neutras. Es un mixque siempre funciona. Aquí, jarrones de L.A. Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
3 Apúntate al shabby chic

Pon un acento trendy con este estilo de acabados envejecidos y texturas desgastadas que caldearán el salón. Un ejemplo: este sofá chéster de Berenis. Los cojines son de P17 y las butacas de piel, de L.A. Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
4 Separación de ambientes

Crea un rincón recogido en el estar sin necesidad de obra. ¿Cómo? Con elementos divisorios como paneles deslizantes de madera o cristal o con el clásico biombo. Aquí una pieza antigua policromada, adquirida en la tienda Berenis, delimita una zona dedicada a la lectura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
5 Librería recuperada

Esta vitrina restaurada, que conserva los marcos originales, personaliza el ambiente. Un plus: su interior pintado en blanco le da ligereza. En la pared, una colección de relieves clásicos en piedra. Todo procede de Berenis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Fresco barroco

Es lo más in en decoración. Añade un toque de exceso en los complementos como: marcos de cuadros, espejos y, ¿por qué no?, en la iluminación. Lámparas de araña con guirnaldas de lágrimas de strass, como ésta de Berenis, son el último grito. Si los adornos son de colores, mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas