Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Decoración de estilo marinero

Su escenario, en azul y blanco, nos transporta a un paraíso de eternas vacaciones, de mañanas luminosas y tardes de brisa y siesta. El estilo navy, un clásico en decoración, nos recuerda que, pase lo que pase, el verano retorna cada año.

1 de 9
Un porche en blanco y azul

Paredes encaladas, contraventanas de lamas pintadas en colores intensos, techados de cañizo, suelos de cemento... Son las claves de un estilo en el que predominan los materiales naturales y las líneas sencillas que nos remiten a espacios relajantes y tranquilos, sin complicaciones estéticas ni elementos discordantes. La madera y las fibras dan forma a muebles funcionales, fáciles de conservar. Hamacas, similares en Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Inspiración ibicenca

Muebles básicos, ausencia de artificios, materiales naturales, paredes encaladas... son señas de identidad de la arquitectura balear, fuente de inspiración para las casas playeras. Emular su estilo es sencillo si se reproduce alguna de estas características, según preferencias personales. La firma Textura lo ha conseguido en este dormitorio, pintado al estuco y con una sabia combinación de rayas y flores siempre en la gama cromática más navy. Cojines (11,90 €), sábanas (34,90 €) y plaid (29,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Complementos naturales

Las telas, con sugerentes motivos marinos, reproducen en las nuevas colecciones tonos ajenos a este estilo, como los tostados, que las hacen aptas para salones más sobrios y ambientes urbanos. Tela Apollo de la colección Syracuse, de Casamance, en lino y algodón (46.20 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Rayas marineras

Se imponen las telas frescas: algodones, lonetas y linos triunfan a la hora de cubrir muebles y ventanas, por su naturalidad y resistencia al desgaste. En el interior conviene no abusar de los estampados; mejor optar por los lisos y, en particular, por el blanco, que transmite frescura y refleja la claridad. En el exterior reinan las rayas en sofás, hamacas y cojines. Los estores de mecanismos sencillos ganan protagonismo e, incluso, se utilizan para dar privacidad en porches y terrazas. Las franjas tipo toldo, en diferentes anchos, alternan blanco y crudo con prácticamente toda la gama de los azules, desde los marinos oscuros, hasta los luminosos turquesas. En la foto, telas de las colecciones Moka, Kola, Kanta y Pima, de Malabar, en algodón 100% y 137 cm de ancho (55 €/m aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Aire marinero

Los motivos que hacen referencia al mar son fundamentales, pero hay que dosificarlos cuidadosamente. Unas conchas, la foto de una playa o la reproducción de un velero será suficiente para darle a un ambiente ese favorecedor toque costero. Los muebles y los textiles, en este caso en blanco y azul, son los encargados de transportarnos a un destino marinero. Estructura de cama, en 2 x 1,60 m (222,51 €) y mesillas (50,81 € c/u); de la colección Hemnes, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Pantone playero

Muebles blancos y textiles azules forman un dúo fresco de evocación marinera que funciona de maravilla en cuartos infantiles. ¿Un recurso infalible? aplicaciones en forma de veleros y papel pintado a rayas. Ambiente vestido con textiles de la colección On the sea, de Laura Ashley: cortinas (123 €), papel (32 €/rollo), alfombra (88 €) y juego de cama (88 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Vinilos de mar

Los tonos blancos y sus sutiles matices dentro de la gama son característicos del estilo naútico; perfecto lienzo sobre el que plasmar una decoración marinera mediante los revestimientos. En este sentido, los stickers, tan de moda, pueden ser los mejores aliados; no precisan ningún tipo de instalación, soportan salpicaduras sin problemas y algunos, incluso, son despegables. Vinilos modelo Saint Malo, de la colección Creative Stickers Mix, de Caselio. Cada lámina, de 67 x 23,5 cm, se compone de 11 elementos (17,50 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Textiles de aire marinero

Los estampados de corales, caracolas o algas son un tema recurrente que, en pequeñas dosis, aporta un favorecedor toque navy a los ambientes ya creados. En este salón, las originales cortinas y unos cojines nos acercan un poco más al mar. Telas: cortinas Océana Azul (57,11 €/m); cojín de corales modelo Coralline en lino bordado (91,29 €/m) y cojín de peces modelo Lagoon en algodón (91,29 €/m). Todo, de la firma Jane Churchill, de venta en Gastón y Daniela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Toques de color

Más allá del tradicional binomio blanco/azul se admiten otros tonos afines que no restan aire veraniego al conjunto. Los verdes agua y turquesas hacen buenas migas en este entorno y los rojos, además de calentar el espacio, aportan profundidad visual. Esta habitación, de la firma Lienzo de los Gazules, es un buen ejemplo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas