Composiciones para exhibir cuadros y fotos

Una composición equivocada puede arruinar el efecto decorativo de cuadros y fotos. Prueba con éstas.

1 de 8
Dinámica

Aunque, para facilitar su colocación, una de las reglas en la composición de los cuadros sea evitar un número impar de obras, en este caso se colocaron tres cuadros de dimensiones diferentes, con lo que se ganó dinamismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
En vertical

En los ambientes más reducidos o angostos conviene colocar los cuadros verticalmente. De esta manera, crearás la ilusión óptica de que el techo es más alto y, por lo tanto, de mayor espacio. Esta composición fue creada por Enrico Navazo para el espacio de El Corte Inglés en Casa Decor 2006.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Con láminas

Si te gusta la fotografía, crea una composición con láminas de una misma serie. Lo ideal es que tengan todas el mismo tamaño. En cuanto a los marcos, es recomendable que escojas unas molduras finas, que no resten protagonismo a la obra. Cuadros, de Villavictoria (163 € c/u). Pared revestida con paneles de DM lacado, de 40 x 60 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
En proporción

Si vas a colocar uno o más cuadros encima de un mueble, procura que no sobresalgan del ancho del mismo, para que la composición no pierda atractivo. Y, si son grandes, no los coloques en línea horizontal a lo largo de la pared, o tu casa parecerá una galería de arte. Ten en cuenta que, al colgar varias piezas, debes jugar con los motivos que representan, como se hizo en este espacio de Casa Decor, en el que aparecen tres obras con paisajes naturales. Espacio creado por DR Interiores, para la edición de Casa Decor Madrid 2007.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
En una columna

Las tendencias imponen la agrupación de cuadros formando figuras geométricas. Puedes crear composiciones acordes con el tamaño de las paredes, pero es importante que observes antes la arquitectura del espacio: ventanas, altura del techo o entrada de la luz, para que el resultado sea perfecto. Aquí se aprovechó el ancho de una columna que separa dos ventanas para colocar 6 cuadros formando un rectángulo. Cuadros, de Dis Berlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Composición equilibrada

En relación a los marcos y al color y los motivos de la pintura, deben guardar estrecha relación con la decoración de la habitación o del rincón en el que se encuentren, para que no desentonen. En este caso se optó por mantener el blanco de la decoración en el fondo de las láminas, y para los marcos, se eligió una moldura muy fina de aluminio. Si colocas los cuadros encima de un mueble, procura dejar unos 20 cm entre éste y el marco del primer cuadro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
El ambiente

Para permitir una adecuada contemplación de los cuadros la iluminación es muy importante. Además, no conviene decorar en exceso el lugar donde se encuentren, para no recargar el ambiente. Y no te olvides de la regla básica en la colocación de los cuadros: siempre deben quedar a la altura de los ojos, para que no parezca que flotan en el aire. Está composición fue realizada por la decoradora Isabel Peletier Maura para El Corte Inglés en la edición de Casa Decor 2006.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Piezas recuperadas

Una composición clásica es colocar los cuadros agrupándolos en línea recta, siguiendo los marcos en vertical o en horizontal. Trata de colocarlos formando un rectángulo o un cuadrado, pero deja siempre un espacio entre los marcos, el efecto es más atractivo. Cuadros, del pintor Alexanco. Consola china (435 € en El Globo Muebles). Cajas, de Domus. Lámpara, de Ideas Luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas