Toques románticos, el eterno femenino

Muestra la fêmme que llevas dentro y déjate seducir por una nueva manera de decorar. Complementos sutiles en cristal, plata o nácar; tejidos vaporosos y colores dulces invaden cada rincón con sugerente evocación bohemia y ¡tan delicada!

image
1 de 6
Delicado juego de café

Después de un día de trabajo, en una tarde fría o mientras te arreglas, una taza de café, de té o, si te das un homenaje, de chocolate caliente, es un capricho para los sentidos. Tómatela con calma, mientras disfrutas de un tiempo para ti. Eso sí, vístela con encanto. Sin duda, la porcelana de color rosa con remates en oro es perfecta.

Taza, de La Rústica (75 €/juego de 6). Joyero de espejo, similar en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Tu rincón personal

Reserva una zona del dormitorio para el tocador, ese mueble tan deseado en el que tener a mano las joyas, los cosméticos, el perfume y el maquillaje. Dale un aire actual con una silla de diseño que contraste con el estilo evocador de la consola, como el modelo Bertoia, disponible en varios colores. Mesa, similar de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Ricos textiles

La clave es la mezcla de texturas para cubrir de calidez el ambiente, un aspecto necesario cuando el blanco predomina. Visillos vaporosos que dejen que la luz circule, cojines mullidos y alfombras en el suelo. Espejos y candelabros, similares en House Doctor. Encontrarás una butaca como ésta, de piel, en Decoremos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Detalles en nácar

Los suaves brillos tornasolados del nácar aportan una nota sofisticada. Apuesta por este material en jarrones, bandejas, molduras y aplicaciones. Cojines, similares en Zara Home. Jarrones parecidos, en Múgica Decoración.

¿Te gusta este efecto? Conseguirlo es muy sencillo. Cambia la imagen de un almohadón liso cosiéndole botones o abalorios en nácar. Los encontrarás en cualquier mercería. También puedes realizar borlas para decorar las cortinas o los visillos que visten las ventanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Juego de reflejos

El acabado de espejo es femenino y aporta un toque de coquetería. Aquí, un espejo con una moldura clásica en plata envejecida tiene un lugar protagonista como centro de mesa. Sobre él se han colocado candeleros de cristal, teteras de plata y un jarrón en color rosa pálido. Espejo, de La Rústica. Vaso, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Dormitorio en blanco y malva

El dúo que forman el blanco y el malva nunca falla. Son el reflejo de una atmósfera apacible e íntima, perfecta para el dormitorio. Boutí en crudo, en Hanbel. Ropa de cama, cuadrantes y cojines, de Zara Home. Butaca, de la firma Kettal. Mesita auxiliar, similar al modelo Heimdal, de venta en Ikea.

Combina piezas de aire bohemio con muebles de diseño actual. De esta manera evitarás la cursilería. Mantén la misma línea cromática, pero juega con los materiales. Maderas con metacrilatos, cristal con metal. ¿Por qué no?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas