Deco de verano

Las pequeñas localidades rurales y la costa son los principales destinos elegidos para disfrutar de una segunda residencia. Inspírate en estas ideas para decorar tu casa de verano.

image
1 de 12
Elementos clave

Suelos de barro, paredes encaladas y carpintería de madera son las señas de identidad de un ambiente campestre. Sin embargo, la decoración rústica también se actualiza. ¿Los nuevos cánones? Muebles de siempre pintados en tonos claros —como la silla de enea en azul celeste o el escritorio blanco— para reflejar la luz natural.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Detalles sencillos

Recrear un ambiente de costa con poco presupuesto está a tu alcance. Una funda blanca que oculte la tapicería original del sofá y una mesita auxiliar elevada a categoría de centro transforman un ambiente urbano en una casa de playa. Como colofón, una guirnalda hecha por ti misma con rafia y tus recuerdos preferidos —conchas o cantos rodados— para personalizar una lámpara que ya tengas. Mesa Lack, de Ikea, en 55 x 55 cm (7,99 €).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Pintado a mano,

armario Rubie Blue, de la firma Laura Ashley, con un cajón, dos estantes regulables y el interior forrado. Mide 0,80 x 0,45 x 1,36 m (750 € aprox.).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Lámpara marina

El diseñador Wiebke Braasch se inspiró en un erizo de mar para crear la lámpara de techo Ps Väva, de Ikea, realizada en hoja de palma. En 53 cm de diám. (69,90 €).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
La buhardilla

El tejado inclinado a dos o más aguas es un plus que añade encanto y autenticidad. En las zonas de montaña interesa instalar materiales en la cubierta que aíslen la casa en los meses más fríos. En el interior, el techo se reviste de madera clara o se pinta de blanco con las vigas vistas. Así se enfatiza esta peculiaridad arquitectónica, que da personalidad al ambiente y lo envuelve con su calidez.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Recursos con gracia

El radiador es un elemento fundamental, pero ¿se puede evitar que rompa el encanto? La solución consiste en ocultarlo parcialmente a la vista sin que pierda su poder calorífico. En este caso, delante de él se colocó una librería baja sin trasera para facilitar la salida del calor. Combinada con el espejo, forma un rincón coqueto donde, en principio, la presencia del radiador parecía imposibilitar cualquier decoración.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Una alacena con vitrina

permite exhibir las piezas más vistosas de la vajilla. Aparador de la firma Moycor, con tres cajones. Mide 1,07 x 0,35/0,50 x 2,10 m (935 € aprox.).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La madera decapada

añade un acabado rústico a los muebles de diseño clásico. Consola de la colección Antic Blue, de la firma Destiny (desde 512 €).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Al más puro estilo country,

una cama de forja patinada en rojo; disponible, también, en blanco y negro. De la firma House Doctor, mide 2 x 0,90 x 1,30 m (572,15 € en Estilo Nórdico).
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Juego de materiales

La combinación de acabados aporta dinamismo a un ambiente que, de lo contrario, podría parecer monótono. El estilo rústico no es sinónimo de madera oscura. La mesa de comedor pintada en blanco, las sillas de fibra y la alacena en madera natural enriquecen este comedor bajo un techo de bovedillas y vigas pintadas de blanco.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
La diferencia entre un ambiente desangelado y otro primoroso radica en los detalles.

Un ventanuco se convierte en protagonista de la decoración si se elige un diseño con contraventana inspirado en los modelos tradicionales. Del mismo modo, un murete gana importancia con una composición de botellas de cristal y un par de libros antiguos.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
En un camarote

Si tu pasión es la náutica, también encontrarás diseños para emular el interior de un barco. Por ejemplo, un pequeño murete a media altura —que se puede aprovechar como espacio de almacén— y paredes y techos revestidos con lamas de madera machihembrada. Velador y lámpara de mesa, de La Victoriana de Mondariz.
Precios julio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas