Embellecer la mesa

Los pequeños detalles primorosos transforman una mesa correcta en un auténtico regalo para los comensales. Los cubiertos y servilleteros dispuestos con encanto te servirán para poner un toque personal en la mesa.

image
1 de 9
Servilleteros numerados Si sois muchos en casa, hay un truco sencillo para que saber cuál es el servilletero de cada uno.

Compra etiquetas adhesivas con números y asígnale uno a cada miembro de tu familia. Servilleteros, de Abaka.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Anudados Siempre resulta complicado colocar los cubiertos en un bufé.

Te enseñamos una forma sencilla y lucida de hacerlo: enrolla cada juego de cubiertos en una servilleta, anúdalos con un lazo y colócalos sobre una fuente o copa de cristal. Ésta es de Jardiland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
En un jarrón si lo tuyo son las mesas originales, inventa nuevas formas de colocar las servilletas con cierto aire informal, pero muy estudiado.

Un jarrón de boca ancha te puede servir tanto para colocar unas hortensias secas como las servilletas, a modo de centro de mesa. Copa, de La Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Maceteros de cinc en una mesa informal o al aire libre, no tienes por qué sacar tus mejores piezas de la vajilla.

Hazte con unos maceteros de cinc que te pueden dar mucho juego. En ellos podrás colocar los cubiertos envueltos en las servilletas, pero también frutas, hielos, flores, etc. Otra función práctica es como enfriador de vino. Sin duda, es una pieza básica como fondo de armario o de alacena. Macetero de cinc, de Verdecora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Con marcapuestos Una propuesta más elaborada, pero también muy sencilla de realizar: un servilletero con marcapuestos.

Con una tijera de picos, recorta un trozo de cartón y escribe el nombre del comensal. Pasa una cinta de raso y envuelve la servilleta con una flor dentro. Vajilla, de venta en Musgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
En saquitos.

Fácil y resultón, así es este sistema para colocar cubiertos en un bufé al aire libre; mete cada juego, junto con una servilleta, dentro de un saquito de tela que podrás adornar con una flor. Sencillo, ¿no? y quedarás genial. Sacos, de Jardiland. Cubiertos de plástico, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Un detalle primoroso.

Cuando invitas a tu familia o amigos a compartir una velada, seguro que quieres agasajarles no sólo con el menú. Para conseguirlo, pon en práctica una idea tan facilona como ésta: coloca sobre el plato la servilleta con el cubierto dentro y sujétalo todo con una pinza que lleve el nombre de cada comensal. Así, además, distribuirás a tus invitados como creas conveniente. Servilletas, plato y copas, de Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Un toque romántico

Hay muchos tipos de decoraciones para la mesa, en función del tipo de cena o comida que se vaya a celebrar. Si tienes pensado invitar a tu pareja a una cenita romántica, éste es el detalle ideal para la ocasión. Además, con poco esfuerzo y dinero dirás mucho; sólo tienes que elegir una servilleta en un tono bonito, colocarla sobre una vajilla blanca y anudarla con una cinta de rafia rematada con una flor de tela. Plato, de La Casa de Madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Flores de color

Hacer un bonito centro de flores para adornar la mesa no es tan fácil como puede parecer a simple vista. Si no eres experta, otra idea muy lucida es envolver una flor en cada servilleta. Así se hizo aquí con estas peonías; pero también puedes colocar la flor por fuera de la servilleta, atada con un lazo o con una cinta de rafia. Individual, de Sybilla. Copa tallada, de Carrillo. Vaso, de Geneviève Lethu.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas