Reutilizar el menaje

¿Has acumulado piezas sueltas de varias vajillas? Dales un nuevo uso y conviértelas en elementos decorativos.

image
1 de 9
Jarra de loza blanca ¿Alguna vez pensaste que una jarra blanca podía convertirse en un adorno atractivo?

Utilízala como jarrón con un llamativo arreglo floral, como éste de peonías rosas. Jarra de loza blanca, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Con sabor antiguo

Si tienes piezas de loza inspiradas en los modelos de antaño, conviértelas en improvisados jarrones. Si eliges un recipiente con la boca ancha, y si las flores son naturales, coloca piedras en el fondo para sujetar los tallos. Galletero, de Living in London.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
¿Jarra o jarrón?

Para lucir flores de tallo largo, elige alguna de las jarras de agua que haya sobrevivido de la primera vajilla que te regalaron hace años. Elige bien el lugar donde la vayas a colocar, para que luzca mejor. Mesa auxiliar de cristal, modelo Strind (59,90 € de venta en Ikea).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Lugar destacado en la mesa

En ocasiones especiales, decora la mesa con un centro formado por piezas de porcelana o loza blanca. Concédeles un lugar principal colocándolas sobre un portatartas o en un frutero. Unas jarritas o lecheras aportarán un toque coqueto y muy delicado. Portatartas (110 €) y lecheras, de venta en La Europea. Mantel de organdí (104 € en Il Coc). Jarrita de loza (7 € en Living in London).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Copas de cristal

Ya sean de vino, o para presentar los helados, las copas de cristal de boca grande se convertirán en un reclamo de atención con una flor sin tallo en su interior. Las gerberas, por su forma y colorido, resultan muy apropiadas para este tipo de composiciones. Copa, de venta en Batavia (56 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Copas sueltas

¿Por qué no darles una nueva oportunidad? No te deshagas de las piezas descabaladas; crea una atractiva composición con modelos de agua, vino y cava, de distintos juegos. Corta el tallo de las flores para adaptarlas a la altura del recipiente en el que las vayas a colocar. Copas (desde 210 €/6 aprox. en Carrillo). Modelo alto (13,70 € en Casa y Campo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Latón y cinc personalizados

Antiguamente, jarras, palanganas o cubos estaban fabricados en estos materiales. ¿Has heredado alguna pieza de menaje de este tipo? No la escondas en el fondo del armario y sácale partido. Personalízala con fotos antiguas en blanco y negro o con recortes de revistas. Aplícale una capa de barniz incoloro, para que no se estropee con el agua. Jarra y cubo antiguos. Vasos, libreta y cuenco, de venta en Cucamona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
A la hora del café

Si tienes invitados para merendar, no descuides la decoración de la mesa. Lúcete con pequeños detalles florales que hagan el momento más agradable. Puedes aprovechar unos cuencos para colocar las flores con un poco de arena en el fondo del recipiente. Pulveriza agua por encima de la flor para que dure más tiempo fresca. De Antennae: juego de té (47 €), tetera (130 €) y cuencos celadón (21 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Cubiertos a mano

Si organizas un desayuno o una merienda informal, una buena idea es utilizar jarras de loza para colocar los cubiertos y que cada uno coja los que necesite. Te resultará una opción muy cómoda para las reuniones tipo buffet. También puedes usarlas para organizar los lápices y bolígrafos sobre tu mesa de trabajo. Seguro que en la oficina copian tu idea. Jarras de loza: estampada (62,80 € aprox. en Living in London) y lisa (30 € aprox. de venta en Il Coc).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas