Deco fresh

Hay días y noches en verano con temperaturas que nos superan en todos los sentidos. Con estas ideas para decorar, es más fácil combatir la sensación de calor.

image
Beach style en detalles mini

Colgado del pomo de este armario este adorno —realizado con cuerda, una caracola y pequeños abalorios en forma de coral— evoca la brisa marina, el rumor de las olas, la orilla del mar… y aporta un aire ocean & fresh al ambiente. Otros detalles que inspiran y puedes utilizar como complemento son los nudos marineros, las siluetas de peces y estrellas de mar o los veleros hechos con fieltro o con retales azules.
Precios orientativos

1 de 9
La suave brisa de un ventilador de techo

Además de ser un elemento decorativo, el movimiento circular uniforme de los ventiladores es relajante y puede disminuir la temperatura hasta 5ºC. Descarta los que hagan ruido e infórmate de los modelos que tienen función invierno, y logran un consumo menor de calefacción.
Ventilador Belleria, de la firma Fanimation, apto para zonas húmedas y mojadas (desde 539 € en Casa Bruno).
Precios orientativos

2 de 9
Sol y sombra en el jardín

¿Todo el día en plan solárium? El verano es largo; alterna la exposición al sol con momentos a la sombra.
Colección Georgia, de Sika Design (desde 409 €). Distribuye Home Design International.
Precios orientativos

3 de 9
¿Afterwork en casa?

En pocos metros, una pared green y vital, con varias plantas aromáticas, una moqueta de césped artificial, unas sillas vintage y algo de beber; con esta fórmula, seguro que desconectas.
Espacio presentado por el estudio de arquitectura Zooco, para Casa Decor.
Precios orientativos

4 de 9
En torno a la mesa

¡Es tiempo de disfrutar de los días soleados! Una actitud relajada y positiva se refleja en cualquier actividad cotidiana, comidas familiares incluidas. Mima la presentación de la mesa, pero prescinde de artificios y adornos muy elaborados. Un mantel de buen algodón con un color vibrante es un buen comienzo. ¿Y de menú? Platos fresquitos, como gazpachos y ensaladas.
Mantel Country, en 1,50 x 2,50 m (160 €); servilletas (15 € c/u); cojín Dream Sham (98 €) y manta (165 €). Todos, de la firma Lexington.
Precios orientativos

5 de 9
Una terraza muy urbanita

La orientación de la terraza influye en la temperatura que se puede alcanzar, pero con toldos, celosías o una pantalla vegetal, la incidencia del sol es menor. Al caer la tarde, con el riego de las plantas se nota más frescor en las noches estivales. Y un plus: instalar un sistema de nebulización, con agua pulverizada, para reducir la temperatura hasta 12ºC. Más info en www.brumizone.es.
Butacas apilables (19,99 € c/u), cojines (12,99 € c/u) y farolillos, de Ikea.
Precios orientativos

6 de 9
Decorar en blanco

Es el color más fresco porque repele la luz solar y se calienta menos. ¿Y después, qué? Decora con tonos delicados y contrasta texturas. El juego de volúmenes y transparencias en esta composición tiene estilo.
Jarrones (desde 15,80 € c/u) y taburetes, de HK Living.
Precios orientativos

7 de 9
Para dormir mejor

La decoración en tonos soft propicia un buen sueño y una colcha fina ofrece el abrigo más ligero, si la temperatura desciende.
Modelo Marianne patchwork, de Laura Ashley, en algodón con relleno de poliéster (245 €). Medidas, 2 x 2 m.
Precios orientativos

8 de 9
Comedor de verano

Pon fundas de algodón en las sillas y cambia la alfombra de invierno por otra de fibra vegetal o una estera. El ambiente será otro ¡mucho más fresco y radiante! Una idea: alterna las fundas blancas con otras de rayas marineras para lograr un aire playero.
De Ikea: mesa Störnas (309 €); sillas Ingolf (49,99 € c/u) y lámparas Foto (26,99 € c/u).
Precios orientativos

9 de 9
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas