Un día al aire libre muy especial

Pasar un día entero en pleno campo y estar en contacto con la naturaleza te permitirá descansar y desconectar mientras los más pequeños lo pasan en grande. Se trata de disfrutar y hacer que la jornada sea diferente; aquí tienes varias ideas para conseguirlo.

image
1 de 12
De acampada.

Piensa en la ilusión que les hace a los más pequeños cuando planeas una salida al campo. Con esta tienda de campaña jugarán a que hacen una acampada; será su primer camping y estarán muy entretenidos. Mientras tanto, los mayores pueden descansar en una colchoneta y una hamaca. Tienda de campaña, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Servilletas decoradas de papel.

Son el modelo Cherry Blossom, de Paper Products, disponibles en varios colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Vela en forma de flor en color rojo.

Es de Habitat y se llama Junes; está disponible en otras versiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Mesa de jardín plegable.

Está realizada en madera de acacia maciza y es el modelo Äpplarö de Ikea. Abierta mide 1,33 x 0,62 x 0,71 m y, cerrada, 20 cm de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Bolitas de sandía

Para un día tan especial, te proponemos que presentes el postre de una manera más original y divertida. Sólo tienes que partir la sandía en dos mitades y vaciarla. Luego, con la ayuda de un accesorio especial, puedes hacer bolitas de sandía. Esta idea también puedes ponerla en práctica con un melón. Delantal de rayas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Unos cuencos individuales te serán muy prácticos para servir la fruta.

Son parecidos a las copas de helado, pero no tienen pie sino una base redonda. Están realizados con cristal incoloro y decorados con pequeñas burbujas de aire que simulan gotas de agua. Cuencos en El Almacén de Loza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
De picnic En una comida al aire libre la presentación de la mesa sí importa; pero evita los detalles muy elaborados y apuesta por algo más natural.

Quédate con esta sencilla idea: caminos de mesa, platos de vajillas diferentes y, como detalle final, una servilleta con una flor. Caminos, de Sia. Platos, de Habitat. Servilletas, de Musgo.
Precios, julio 2007

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Si quieres decorar la mesa con flores, pero temes que se marchiten enseguida, recurre a las artificiales.

Estos servilleteros de Sia, por ejemplo, están hechos con dalias falsas. Servilletas en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Junto al río Llévate una colchoneta al campo para sentarte o tumbarte; es mucho más práctica que una toalla porque salva mejor las irregularidades del terreno.

Colchoneta de algodón; de 1,60 x 0,60 m en Otros Mundos. Cojines; bandeja y vasos; todo, de Habitat. Bola Knitte de Ikea, con troncos. Nenúfares en Musgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Si el vaivén de la hamaca no te convence, practica el descanso en una tumbona.

Será aún mejor si puedes variar la posición de su respaldo y tiene cojín reposacabezas. Tumbona plegable de venta en Musgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Iluminación Con esta idea puedes iluminar con velas un pequeño sendero.

Marca el camino con tarimas de madera y, sobre ellas, pon bolsas de papel con arena; introduce en cada una una vela con soporte metálico, que se consumen hacia dentro sin quemar el papel; quedará más bonito si además colocas un jarrón con agua y flores. Tarimas, de Ikea. Jarrones en Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Elige un farolillo con cristal para que el viento no apague la vela.

Y mucho cuidado con el fuego en el campo, ya se sabe que es muy fácil provocar un incendio. Farolillo de metal y cristal, y vela naranja; ambos, de Sia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas