Destellos de otra época

Después de años bajo el imperio de la sencillez y de los diseños sobrios, vuelve a estar de moda la elegancia clásica y refinada. Lágrimas de cristal, muebles y complementos suntuosos salen a la luz para que pongas un toque sofisticado en casa.

image
Detalles suntuosos

Evoca el esplendor de antaño con complementos señoriales: marcos de espejo de madera tallada, lámparas de lágrimas de cristal… Papel Black & White de Coordonné. Espejo, en 1,27 x 0,82 m (en Topaz). Butaca de Kartell. Lámparas en Ábaka. Zapatillas, de Accesorize.

1 de 12
Bordados

Déjate seducir por el encanto de unas toallas decoradas con el primor que ponían nuestras abuelas en sus labores. Puntillas, encajes, bordados con motivos florales o tus iniciales… De La Boutique del Cuarto de Baño: toallero, taburete y tarro para guardar bolitas de algodón. Toallas, juego de tres con puntilla y bordado, en La Rueca.

2 de 12
Muebles torneados

Busca diseños con formas suaves, inspirados en el estilo neoclásico: solemnes, con tendencia a las formas geométricas simples y detalles que evocan elementos de la arquitectura neoclásica. Mesilla, en 62 x 46 x 67 cm en Borgia Conti. Lámpara: pie, en Ábaka; en lugar de pantalla se ha colocado un sombrero decorado con un tocado con una flor y plumas; todo, de Accesorize. Butaca, de la tienda de antigüedades Restelo. Sobre ella, cojín en Musgo.

3 de 12
Elige muebles claros y de líneas ligeras;

especialmente si los vas a colocar en una habitación que no dispone de mucha luz, o en la que escasean los metros cuadrados. Consola blanca con dos pequeños cajones, de venta en la tienda Borgia Conti.

4 de 12
Materiales brillantes

Transforma un mueble en una pieza única con técnicas de pintura decorativa que imiten acabados clásicos: mármol, pan de oro, aplicaciones de bronce… De LaDecó: consola, en 1,04 x 0,12 x 0,82 m y butaca. Lámpara de Kartell. Cojín de ante rosa. Papel vinílico, de Coordonné.

5 de 12
Busca una lámpara

que destaque por ser una pieza única. En la tienda Boan de Montenegro elaboran lámparas con jarrones de los años 60 y pantallas de seda.

6 de 12
Acabado en plata

Elige un mueble auxiliar que imite su acabado o un complemento de este sofisticado metal. Mesa en Boan de Montenegro. De El Almacén de Loza: decantador y copa. Cubrebotellas de cuentas de cristal y centro de perlas rosas, ambos de Geneviève Lethu. Visillo Madrás Humo en KA International.

7 de 12
Recrea el ambiente romántico

del siglo XIX con la tenue luz de unas velas. Colócalas en candeleros de estilo clásico. Éstos, de metal blanqueado, tienen un precio más asequible que los de plata: liso y estriado, de Geneviève Lethu.

8 de 12
Aspecto envejecido

Si no

tienes la suerte de encontrar una antigüedad a buen precio, tú misma puedes dar a un mueble actual un encanto similar al que imprime el paso del tiempo. Decapa la madera, decora los frentes con motivos estarcidos y busca tiradores de bronce. De Boan de Montenegro: cómoda y espejo. Maniquíes: pequeño y grande; ambos en Musgo. Bisutería, de Acce

sorize.

9 de 12
Los complementos

también son esenciales para recrear el esplendor del pasado. En el mercado encontrarás detalles que reproducen etiquetas e incluso anuncios de inicios del siglo XX: productos de aseo, latas de galletas, tarros herméticos para guardar el té o el café… Déjalos a la vista y disfruta de sus diseños preciosistas. Tarros de sales en Très Chic Provence.

10 de 12
Detalles con espejo

A principios del siglo XX se puso de moda el espejo en pequeños accesorios. Busca complementos en este acabado y aprovecha su efecto reflectante: colócalos junto a flores o centros y multiplicarán su belleza. De Boan de Montenegro: centro de cristal y caja forrada de espejo para guardar pañuelos de papel. Cajita de cristal con tapa de espejo en Musgo.

11 de 12
Basta de diseños sobrios y líneas sencillas.

Hazte con un complemento llamativo; como este marco de espejo, que encaja tanto en el salón como en el dormitorio. Marco, en 13 x 18 cm en Musgo.

12 de 12
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas