Motivos florales: Pon el jardín dentro de casa

Por su alto valor decorativo, los motivos florales siempre han ocupado un papel esencial en revestimientos, muebles y complementos. Flores naturales o estampadas... ¡nunca se pasan!

image
1 de 8
Jarrones con flores

Y en otros complementos de porcelana o loza, como centros de mesa, las flores estampadas se convierten en un punto focal de la decoración. En el caso de un jarrón, puedes exhibirlo sin flores frescas; pero si optas por ellas, asegúrate de que la variedad que coloques armonice en color con los motivos que decoran la loza. Jarrón Canton, de la colección Botanic Garden, de la firma Portmeirion. En 21 cm de alto (47,51 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un vergel de papel

Los diseños más novedosos de papel pintado reivindican las flores de gran tamaño. Quedan espectaculares cuando se instalan en una sola pared de la habitación, para no recargar el espacio. Papel lavable de la colección Mood, de la firma Camengo (59,40 € aprox./rollo de 10 m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
El servicio de mesa

Las vajillas siempre han sido un soporte clásico para las flores estampadas. Los diseños más actuales continúan recurriendo a ellas, pero los motivos aumentan de tamaño y se eligen variedades más llamativas, con pétalos muy carnosos y hojas voluminosas. Juego de café Flower Dream, de la firma Villeroy & Boch: taza con plato (26 € aprox.); lechera (32 € aprox.) y azucarero (28 € aprox.).
Cuando una vajilla es delicada y requiere cuidados especiales para su lavado, se suele utilizar con menos frecuencia. Si has decidido hacerte con una nueva, asegúrate de que se puede meter en el microondas y de que sea apta para el lavavajillas. Así la disfrutarás tantas veces como quieras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Complementos con pétalos

En una reinterpretación de la naturaleza que va más allá del mero motivo estampado, estos candeleros se convierten, en sí mismos, en flor. Son el modelo Seika, de la colección Bohemian Atmosphere, de la firma Sia. Miden 5 cm de diam. y 7 cm de alto y son de cristal (9,90 € c/u aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Mobiliario decorado

Un sofá tapizado, una cómoda o un espejo pintados con flores... Este tipo de estampados convierte cualquier mueble en una pieza con efecto sorpresa. Modelos Ektorp, de Ikea: chaise-longue con funda Byvik, en 0,86 x 1,63 x 0,87 m (329 x); sofá con funda Blekinge rosa, en 2,15 x 0,88 x 0,88 m (399 €) y reposapiés con funda rosa Blekinge (109 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Ropa de cama

La simple visión de una sábana bordada con flores minuciosas evoca aquellas labores que, puntada a puntada, transformaban una tela anodina en una primorosa obra de arte. De Laura Ashley: funda nórdica Portland Ribbon, de algodón 100% bordado en azul cobalto (desde 96 €) y funda de cojín a juego (32 € aprox.).
Los expertos en interiorismo aconsejan decorar el dormitorio con muebles en acabados serenos, como el blanco roto o la madera clara. Y utilizar la ropa de cama para introducir otros toques de color; así el conjunto resulta más dinámico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
¡Customízate!

Si es tendencia en el mundo de la moda, ¿por qué no en decoración? La idea de pintar con flores un mueble antiguo, una cajita de cartón o, incluso, una vajilla lisa, abre un abanico de posibilidades infinitas. Además de darle una segunda oportunidad a mobiliario y complementos que, de otro modo, resultarían menos llamativos, dispondrás de una pieza única y personalizada a tu gusto.
Recíclate: Si tienes un mueble anticuado, ponte manos a la obra. El primer paso es lijarlo para suprimir el barniz. Después, puedes darle un aire más actual con una mano de pintura en un tono claro: la gama de los blancos es muy luminosa. Por último, dibuja las flores o pega unos stickers florales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Un comedor primoroso

Como alternativa al mantel, este juego de salvamanteles con posavasos a juego pondrá una nota floral a la hora de la comida. Colección Vintage Toile, de la firma Pimpernel: salvamanteles, en 29 x 22 cm c/u (30,04 € aprox./juego de 6) y posavasos, en 10 x 10 cm c/u (10,44 € aprox./6).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo