Sofá GRONLID de IKEA
IKEA

De entre todos los conceptos deco que hemos escuchado el año pasado, el hygge danés es probablemente el más repetido, y todo apunta a que continuará así. Pero... ¿a qué se debe tanto éxito? En nuestra opinión, a la sencillez del proceso, y a los indudables beneficios de los resultados. Porque lo que propone la filosofía hygge es tan simple como seguir una serie de pasos que, aplicados diariamente, mejorarán tu calidad de vida.

Para empezar, una decoración acogedora es clave, más allá de la estética, para desconectar del estrés del trabajo cuando llegas a casa. Y esto se extiende a todos los rincones, tanto interiores como exteriores, ya que otra de las pautas es la necesidad de hacer vida al aire libre.

Tumbarse en la terraza a contemplar las estrellas, preparar una barbacoa el fin de semana... Son planes que te alejan de la hiperconectividad y te acercan al mundo real.

¿No te parece una filosofía de vida estupenda? Pues sigue leyendo, ¡porque vamos a ayudarte a conseguirla!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Reponer fuerzas
IKEA

Como ya mencionamos, la filosofía hygge huye de la hiperconectividad, y eso significa que el dormitorio debería ser un territorio libre de móviles, ordenadores y televisores, enfocado únicamente al descanso de cuerpo y mente.

Una de las maneras más sencillas de conseguir un espacio sosegado y armónico, es mediante el uso de plantas. Las hay de muchos tipos, ¡y algunas incluso ayudan a paliar enfermedades respiratorias como el asma!

De igual forma, incluir materiales naturales como la madera en la decoración de nuestro cuarto, potenciará ese ambiente relajado. Puedes empezar por la estructura de cama GJÖRA (229 €), embelleciéndola con una guirnalda de luces o de flores; y apostar por un armario discreto en un color suave que favorezca el reposo, como el modelo PAX (455 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Cocina sana
IKEA

Los nórdicos tienen muy presente la importancia de comer de forma saludable, aunque una vez a la semana se dan pequeños caprichos en forma de dulce, porque si hay algo peor que la mala alimentación, es, sin duda... ¡la ansiedad!

Es por eso que la cocina se convierte en un espacio esencial, no solo para preparar suculentas recetas con productos ecológicos, sino también como un lugar de reunión.

Cocinas amplias para moverse con fluidez, decoradas de forma sencilla manteniendo a la vista solo lo necesario... Son algunas de las características que describen la filosofía hygge.

Las puertas LERHYTTAN (35 €) de madera maciza son discretas, pero gozan de ese encanto rústico tan hogareño. Y lo mismo ocurre con las vitrinas (55 €) de vidrio, dispuestas a exponer las vajillas más coquetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Spa en casa
IKEA

¿Se te ocurre mejor plan para liberarte del estrés que un baño de espuma a la luz de las velas, mientras suena tu playlist favorita? Y es que mimarse resulta esencial para alcanzar la paz espiritual.

Puedes valerte de aceites esenciales, exfoliantes naturales... Y todos aquellos productos que contribuyan a renovarte por fuera y por dentro, como si de un ritual sagrado se tratase.

Para que el resultado sea óptimo, el baño debería ser un lugar luminoso, pero también ordenado, de forma que siempre tengas a mano lo que necesites.

La estantería VILTO (59 €), hecha con abedul, es ideal para colocar las toallas en sus múltiples baldas, y puedes decorarla con una planta bonita para potenciar su naturalidad. Además, el taburete con escalón, también de la serie VILTO (19,99 €), te irá genial para colocar junto a la bañera los productos que vayas a utilizar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 El arte de trabajar
IKEA

Uno de los focos de mayor estrés en la sociedad actual es el trabajo. Problemas técnicos, agobios... Es muy fácil caer en el error de interiorizar las situaciones hasta llegar al punto de desbordarnos psicológicamente. Y eso, por supuesto, repercute negativamente en nuestro ánimo y salud.

Pero lo mismo pasa con las personas que trabajan desde casa, ya que hacerlo a distancia no es sinónimo de estar exento de dificultades. ¿La única ventaja? Que pueden elegir cómo es el entorno que les rodea, algo que marcará la diferencia entre una eficiencia sobresaliente y otra no tan brillante.

Disponer de un despacho amplio, que permita mantener cierto orden mientras genera un ambiente propicio para la concentración, es lo ideal. Y esto se consigue, primero, eligiendo un cuarto con luz natural, acompañado de un tono sosegado en las paredes, como un rosa o azul empolvado.

Lo siguiente está claro, una mesa de escritorio con altura ajustable como SKARSTA (219 €), una cajonera con ruedas como HELMER (34,99 €), donde poder guardar todos los documentos y moverlos con facilidad, y una silla de la que no apetezca levantarse, como LÅNGFJÄLL (149 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Entre libros
IKEA

Para desconectar del mundo, aparte de charlar con tu familia y amigos, no hay mejor remedio que un buen libro. Sobre todo, si tienes el hábito de leer creado desde peque.

Eso sí, de la misma forma que en el dormitorio no se permiten distracciones tecnológicas, tampoco debes aceptarlas en tu sala de lectura. Puede que al principio te cueste un poco, pero en cuanto te acostumbres te darás cuenta de lo mucho que ganas en salud mental, ¡porque no hay nada peor que las distracciones continuas!

Sea cual sea el tamaño de tu salón, un sillón orejero como STRANDMON (199 €) encajará de cine en cualquier rincón, y como tiene el respaldo alto, mantendrás las cervicales a raya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Un salón natural
IKEA

La naturaleza y la filosofía hygge están estrechamente relacionadas. Por eso, otra de las pautas a la hora de decorar zonas como el salón, es optar por tonos verdes que recuerden a los bosques, al frescor de las plantas... Y que, en resumen, conciban un ambiente que llame a la relajación.

Más claros o más oscuros, elige los colores en función de tus preferencias, pero no dudes en apostar por el total look con un cómodo sofá como VIMLE (559 €), cojines con estampados botánicos como GILLHOV (10 €), e incluso unas alegres cortinas con motivos de hojas como FJÄDERKLINT (69 €), para completar el conjunto.

Lo importante, al fin y al cabo, es sentir en tu propio hogar las vibraciones de la naturaleza. ¿Te animas?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Terrazas eternas
IKEA

Disponer de una terraza en casa, por muy pequeña que sea, es un auténtico lujo. El problema llega cuando no le damos el uso que merece por pereza o desconocimiento, y es que las épocas de frío invitan a hacer vida en los salones, y solo pensar en salir al aire libre provoca un rechazo inmediato.

Para empezar a disfrutar de estos pequeños oasis los 365 días del año, lo primero que debemos hacer es equiparlos basándonos en algo esencial: el clima. Si vives en el norte, probablemente lloverá de continuo, así que necesitarás instalar una cubierta que resista a los temporales.

A continuación, tendrás que darle vida con un mobiliario de exterior adaptado a tu estilo, y decorar el entorno para crear un rincón totalmente zen.

Un sofá como KUNGSHOLMEN (366 €), y una mesa de centro (70 €) a juego, suponen el comienzo perfecto. Acompáñalos por un arsenal de mantas y cojines, y por último, añade calidez con los farolillos BORRBY (7 €). ¡Ya está lista!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas