Plántale cara al frío invierno

Ideas muy calentitas para combatir el frío en casa.

image
1 de 12
Apuesta por una calefacción limpia, ecológica y decorativa.

Estufa de pellet -combustible a base de residuos de madera-, Soleil Ambar, de Edilkamin (desde 2.990 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
No eches en falta una buena manta para acurrucarte en el sofá.

¿Qué tal una de piel? Las hay de imitación que resultan más económicas. Gama Mink Stripe, de Habitat: manta, en 1,50 x 1,70 m (145 €) y cojín (45 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Si eres de las que lo primero que se quitan al llegar a casa son los zapatos,

agradecerás tener un calzado cómodo, ligero y, cómo no, calentito. Elige tejidos de lana que garanticen un tacto suave al pie descalzo. Zapatillas de la línea Tiroles, de Nordika’s (39 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Las estufas se pueden instalar mediante la utilización de un tubo de salida de humos de reducidas dimensiones.

Disfruta del ritual del fuego tras unas puertas de cristal. Estufa modelo Módena, de Hergóm (2.916 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Si vas a cambiar los radiadores de casa,

aprovecha para instalar modelos preparados para atender y emitir señales domóticas. Emisor térmico de aceite, de la gama ElafluExcellence, de Junkers (desde 480 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Duerme plácidamente durante el invierno;

prescinde de miles de capas de ropa y hazte con un edredón nórdico, ligero y que se adapte a la temperatura de tu cuerpo. Para vestirlo, opta por tejidos naturales. Juego Malou de Ikea: fundas nórdica con 2 fundas de almohada (desde 19,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
La instalación de los emisores térmicos es rápida y sin obras,

siempre que la acometida de la vivienda disponga de suficiente potencia eléctrica. Los más novedosos cuentan con una centralita desde la que programar todos los aparatos, sin tener que interconectarlos. Emisor térmico sin aceite, de Solac (desde 269,90 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Llévate el calorcito allí donde vayas.

Hazte con un radiador portátil, con ruedas y asas que faciliten su transporte. Radiador de aceite, de la serie Par 3, de Bosch (120,30 €). Tiene 3 niveles de potencia y un cable de 1,5 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Recupera las tradicionales bolsas de agua caliente.

Nuestras abuelas las metían en la cama antes de irse a dormir. Las encontrarás con fundas de lana o algodón en alegres colores. Bolsas, de Modernhaus (21,78 € aprox. c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Sube la temperatura de cualquier rincón de tu casa con un potente calefactor cerámico.

El modelo CC-70D, de Fagor, cuenta con ajuste de temperatura automático, 2 potencias de calor y posición de ventilador para el verano. Dispone de indicador luminoso y mando a distancia. Cuesta 50,30 € aprox.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Los aparatos de aire acondicionado pueden incluir también bomba de calor.

Tenlo en cuenta a la hora de climatizar tu casa pues, por muy poca diferencia de dinero, obtendrás una ventaja adicional: la posibilidad de calentar el aire, no sólo de enfriarlo. Split de pared con bomba de calor, de Daitsu (desde 399 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Una manta eléctrica te proporcionará un agradable calor, envolvente y duradero.

Elige un modelo doble para los momentos que disfrutes de buena compañía. Manta MT2311 de Ufesa (110,65 € aprox.). Tiene dos mandos y mide 1,60 x 2,80 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas