Centros de mesa súper decorativos y... ¡Brillantes!

Los centros siempre son un plus decorativo, pero es en Navidad cuando nos apetece tener composiciones que destilen verdadero encanto. Sigue estas pistas para crear los tuyos y triunfa.

centros navidad
MANUEL GRIMAUD

Si tuviésemos que definir qué es un centro, diríamos que es aquello que transforma una superficie sin interés en un rinconcito con encanto. Por ejemplo, cuando la mesa del salón, un velador o el aparador se exponen sin nada que los diferencie, la sensación es de cierta desazón. Una casa sin jarrones que esperan un día especial para llenarse de flores o sin velas que evocan cenas con amigos, no transmite emociones. Y es que un centro es una breve instantánea que cuenta sin palabras quiénes somos y cómo vivimos.

CUATRO ESTILOS PARA ESTAS FIESTAS

Tradicional. Si te apetece recrear la Navidad de tu infancia, prepara un centro con elementos asociados a estas fiestas, como bolas y estrellas. Utiliza como máximo dos colores y añade una flor de Pascua: tendrás un toque natural y ganará elegancia.

Nórdico. Recurre a figuras de renos, letreros con la palabra Noel o Xmas, árboles de madera mini y corazones. Complétalo con alguna bola decorada con copos de nieve.

Rústico chic. Elabora un centro con piñas, ramas de acebo y bayas. Como fondo, utiliza una corona realizada con ramas secas —naturales o pintadas en color blanco— y decórala con lino o arpillera.

Glamuroso. La clave está en utilizar complementos que se puedan mantener el resto del año. Portavelas, candelabros, bandejas… ¿Los acabados? Dorado, plata y cristal. Una guirnalda luminosa con leds mini pondrá la nota navideña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Monocolor
Hearst

Un centro en un solo tono garantiza que nada en él romperá la armonía. Sin embargo, puede resultar algo monótono. Evítalo con distintas texturas. Aquí, bolas mate, brillantes y con efecto escarcha, ofrecen matices diferentes bajo la sugerente luz de las velas. En El Corte Inglés encontrarás modelos con textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En escalera
Hearst

Esta pareja de portavelas de hierro fundido, idénticos pero con dos alturas distintas, forman una escalera visual en la que el peldaño más bajo lo representa la vela con vaso de cristal, estampado con motivos invernales y la palabra esperanza en inglés. Candeleros (21,50 y 29,7 €). Vela (12,2 €/4).

En la base, bandeja de chapa galvanizada (10,95 €). Todo, de la firma Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DETALLES DORADOS
Hearst

Cenicero con forma de hoja (9,99 €). Es de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bodegón
Hearst

Seguro que en casa tienes elementos para crear tu propio centro. Este combina bolas de Navidad en un mismo color —azul— y velas. ¿La clave? La bandeja unifica el conjunto e impide que las bolas rueden (16,68 €/12). Candelabro en forma de ciervo (5,99 €). Vela en estrella (5,99 €/6). De Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alineadas
Hearst

La simetría de estas cuatro velas transmite equilibrio, que se potencia aún más gracias a que comparten color y altura. El plus es la reserva de velas —todas idénticas e impolutas— que se utilizarán cuando las del exterior se acorten, y que esperan en la caja que sirve de base (26,70 €).

Velas (0,63 € cada una). Todo, de Ib Laursen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distinta altura
Hearst

El encanto de este centro radica en que cada candelero de cristal tiene una altura diferente, aunque sus bases se encuentran en el mismo nivel. Dentro de cada uno de ellos se ha colocado una vela, rodeada de ramitas de abeto, nueces, hojas secas y copos de madera pintados en dorado. Cómodo, su asa central permite desplazarlo con un solo movimiento. Candelabro Lisbon, de aluminio, con cinco candeleros de cristal. Mide 35 cm de diam. x 42 cm de alto (159 €). Es de Rivièra Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Están en el bote
Hearst

Una alternativa a las velas, en especial si se colocan en el cuarto de los niños, es introducir guirnaldas con leds en tarros de cristal. El efecto será tan romántico como el de una llama, pero sin riesgos. Estas son de Muy Mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Copas y portavelas
Hearst

A LA ÚLTIMA

Después de la era del cobre, en la que este acabado acaparaba las miradas, el dorado se impone como el color más trendy de la temporada. Aprovecha su popularidad para crear centros navideños a la última.

ILUMINACIÓN SUTIL

Puede ser con velas o guirnaldas, pero lo cierto es que introducir luz en un centro de mesa logra una atmósfera mágica. Guirnalda, de Foimpex, multiplica los destellos de las copas y los portavelas, de Little House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo