Luce tus jarrones y crea bonitas composiciones con flores

¿Crees que hay algún lugar de tu casa al que le falta un toque de color o de originalidad? Saca tus jarrones de cristal o porcelana, con flores o sin ellas. ¡Es el momento de lucirlos!

Jarrones con flores
Hearst

Elige la forma y el color que más te guste y dale al jarrón el protagonismo que se merece.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Llena los jarrones de flores
Hearst

Por sí mismos, ya son un elemento decorativo, pero si les acompañas con flores, su efecto embellecedor se multiplica. Elige modelos altos y abertura curvada, para flores de tallos altos y delgados, y ejemplares bajos y redondeados o rectangulares para tallos cortos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio extra
Hearst

Aprovecha el alféizar de la ventana para exponer tus jarrones. Si eliges modelos de cristal de colores, su luz reflejada llenará de calidez tu estancia. Lo ideal es que no sean demasiado altos, ni mucha cantidad, para no restar amplitud y vistas a la habitación. De Rice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocinas floridas
Hearst

Deja que jarrones y flores invadan toda la estancia. Plantas aromáticas, cactus, pequeñas macetas... Y si tienes un mini office, acompaña tu jarrón con un ramo en un mueble auxiliar, no en la mesa, para no estorbar a los comensales. De Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Materiales
Hearst

Los de cristal son elegantes y delicados, perfectos para aligerar la decoración. Los de barro resultan perfectos para ambientes rústicos, mientras que los de porcelana transmiten distinción y por sí solos pueden llenar cualquier rincón de la casa. Este jarrón es de Villeroy & Boch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buenas compañías
Hearst

Gracias a su variedad de estilos, resulta muy fácil de combinar con otros elementos. Únelo a unas velas y tendrás un espacio acogedor, colócalos sobre una bandeja, darás unidad al conjunto o llénalas de piedras y disfrutarás de un espacio rústico. De Parlane.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El tamaño sí que importa
Hearst

De sus dimensiones dependerá su ubicación. Los grandes, en espacios amplios sobre mesas, cómodas o en el suelo. Los pequeños, en librerías, veladores mesillas de noche o junto a otros creando una composición. Este ambiente, de Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lanza tu imaginación
Hearst

Si no te convence ningún modelo de los que tienes por casa, improvisa tu propio jarrón. Puedes pintarlo, decorarlo con hilos, lanas, etiquetas, cuerdas... También puedes usar botellas bonitas o tarros de la cocina. Todos éstos, de House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En búsqueda de la unidad
Hearst

A la hora de crear una atractiva y coordinada composición con jarrones, juega con las alturas, tamaños y formas, pero siempre busca un punto en común como el color o que pertenezcan a una misma colección, como el conjunto Kyoto, de Parlane.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo