Imagen de casa exterior con ventanas Climalit
Climalit

¿Quién dijo que las vacaciones no son (también) para disfrutar de tu casa? No vamos a negar que quien más y quien menos está deseando evadirse de la rutina y huir lejos en cuanto tenemos unos días libres en verano… Pero es cierto que este es también el momento perfecto para disfrutar de nuestra casa como se merece. Como nos merecemos. Sin prisa, con tranquilidad, saboreando cada momento... ¿preparada para darte un baño de hogar? Toma nota de los tips para no fallar.

1 de 7
Imagen de habitación con gran ventanal para ilustrar tema de cómo disfrutar de tu casa en verano con Climalit
Getty Images
Todo en orden

El umbral que separa el orden y el desorden es una delgada línea roja… muy personal, además. Sin embargo, lo que es innegable es que no produce la misma sensación de confort una casa con todas las superficies despejadas, la cama hecha, los libros en su sitio… que otra donde cada rincón se asemeja al escenario de un cataclismo nuclear. Los expertos coinciden: cinco o diez minutos al día son suficientes para establecer una serie de rutinas que suman: hacer la cama, la cocina recogida… y deshacernos de cosas innecesarias. La gurú del orden Marie Kondo lo tiene claro: quédate solo con lo que te hace feliz. Escoge lo que quieres guardar y despídete de los “porsiacasos”. Deja espacio para ti.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Claves para disfrutar de tu casa en verano con Climalit
Getty Images
Ni frío ni calor

Con el termómetro batiendo récords de puertas para fuera, cuesta ponerse de acuerdo en el interior de los edificios sobre la temperatura perfecta. ¿El objetivo? Fijar una temperatura que garantice sensación de confort controlando el gasto energético. Y esta (con permiso de los muy, muy calurosos) está en 26 grados en verano. Según los especialistas, la diferencia de temperatura entre exterior e interior no debe superar los 12 grados –en teoría, 5 son suficientes–. Ten en cuenta que por cada grado menos en el mando del aire acondicionado, puede subir un 8% la factura de la luz.
Por esa razón es fundamental apostar por soluciones eficientes y sostenibles que mantengan la temperatura perfecta con muy poco consumo energético. El aislamiento en paredes y ventanas minimiza las pérdidas de temperatura y contribuye al ahorro de energía. El doble acristalamiento de Aislamiento Térmico y Atenuación Acústica de las ventanas Climalit Plus, de Saint-Gobain Building Glass, mejora más del doble sus propiedades térmicas aislantes. Los visitantes que disfrutaron el espacio sensorial interactivo que la marca expuso durante la última edición del SIMA, el Salón Inmobiliario de Madrid, destacaron la importancia de experimentar de manera sensorial los beneficios de Climalit Plus: “Es increíble sentir tanta diferencia de temperatura y silencio”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Imagen de salón con plantas
Getty Images
Silencio, se disfruta

Y es que, de hecho, la ausencia de ruido exterior es otro de los factores que suman al confort. Según la Organización Mundial de la Salud, los niveles de ruido ambiental recomendables están entre 55 decibelios de día y 45 de noche. Pero, ay, quién no ha sufrido las sempiternas canicas con las que siempre juega el típico niño ominipresente en cada edificio, el Home Cinema de ese vecino con tantas papeletas a quedarse sordo… Los ruidos procedentes de la calle no son menos molestos, sobre todo en verano, donde parece que traspasan paredes y ventanas. El ruido del tráfico genera el 80% del ruido ambiental en las ciudades. Conversaciones, música, jaleo… todos esos sonidos representan el 21% de los ruidos que escuchamos en nuestra vivienda. ¿Una solución eficiente y eficaz? La elección de las ventanas con doble acristalamiento, como el SGG STADIP SILENCE de Climalit Plus, que mejora en 9 decibelios la atenuación acústica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Imagen de salón para ilustrar tema de cómo decorar tu casa en verano
Getty Images
¡Qué bonito todo!

¿Cansada de la decoración de tu casa? No hay nada como redecorar una estancia para sentir que estrenamos las vacaciones por todo lo alto. La forma más fácil y económica de darle una vuelta a tu casa sin dejarte la paga extra en el intento es cambiar los textiles: cortinas, cojines, alfombras, edredones, mantelería… Apuesta por tejidos naturales luminosos y de colores alegres, pasteles, el azul en todas sus versiones… ¿y por qué no? Atrévete con manteles y cojines con estampados llamativos. Deja que el color inunde tu mesa y opta por vajillas en tonos divertidos y vasos de colores. ¡A brindar por el verano!

La luz también es un factor clave en la decoración. Ayúdate de luces indirectas de sobre mesa e incluso farolillos para crear un ambiente cálido al atardecer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Imagen de una terraza con ventanas Climalit
Climalit
¡Qué bien huele!

¿Sabías que lo primero que perciben el 50 por ciento de los invitados al entrar en una casa es el olor? Las rutinas del día a día generan multitud de olores… y no todos son agradables: cocinar ciertos alimentos, las mascotas… Por esa razón, es fundamental ventilar la casa (diez minutos por la mañana son suficientes). Además, también es importante contar un buen cerramiento en ventanas para evitar los malos humos del exterior. Elige plantas aromáticas para la cocina (orégano, romero, tomillo, hierbabuena), flores para el salón y las habitaciones (narcisos, rosas, jazmines o gardenias), o aceites esenciales (lavanda, lima, menta, pachuli, romero)… Un último truco: hacer pan tostado o preparar café neutraliza cualquier mal olor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Imagen de casa exterior con ventanas Climalit
Climalit
Un pequeño vergel en casa

¿Has oído hablar de los “baños de bosque”? El Shinrin-yoku es una filosofía milenaria japonesa que defiende la importancia y la necesidad de conectar con el bosque y con la naturaleza para recuperar la salud y la armonía. ¿No suena mal, verdad? Si no puedes ir tú al bosque, siempre puedes traer el bosque a casa y crear un pequeño rincón lleno de tus plantas donde volver a conectar contigo misma. Un extra de naturaleza que alegrará tu casa como por arte de magia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Imagen de un niño rubio apoyado en una ventana de Climalit
Climalit
La seguridad, fundamental

Ninguno de los puntos anteriores tiene sentido si no nos sentimos cómodas y seguras en casa. La prevención de accidentes en el interior es fundamental (más aún si tenemos niños pequeños), en relación a enchufes, muebles sin esquinas, superficies antideslizantes e incluso ventanas. En este sentido, Climalit Plus cuenta con vidrios de seguridad que reducen al mínimo el riesgo de sufrir cortes por rotura. Por otra parte, también es clave adoptar las pertinentes medidas de seguridad de cara al exterior: instalación de puertas blindadas o cristales antirrobo, como los vidrios de seguridad antiagresión SGG STADIP PROTECT de Climalit Plus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas