10 pequeñas reformas para ganar más espacio

Pequeños cambios con los que mejorarás tu casa de forma rápida, barata y casi sin escombros.

Pequeñas reformas: Banco de lectura en la ventana
Hearst

Sin apenas obras, polvo o escombros, estas mejoras resuelven mucho. Se trata de soluciones sencillas con muebles de obra que aprovechan hasta el último centímetro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Sofá a medida
Hearst

Frente a la terraza se ha colocado el estar con un sofá en "L" cuya estructura está realizada en obra. Después, se ha pintado de blanco. Además, la esquina se prolongó con una extensión a modo de mesita auxiliar.

La idea es súper ingeniosa y permite utilizar el respaldo del banco -con fondo suficiente- como repisa para apoyar cuadros y fotos. Alrededor, butaquitas, de Ikea, y mesas, de Fragments.

2 Estilo retro... con azulejos hidráulicos
Pequeñas reformas: Banco con azulejos hidráulicos
Hearst

¡Qué sala más original! El espacio se ha rentabilizado con un sofá de obra en rinconera.

La base se revistió con baldosas hidráulicas, de la marca Zelart, idénticas a las de las paredes. Completa el ambiente una butaca Emmanuel, de Mid Tempo, y una alfombra, de Zara Home. ¡Bravo!

3 Banco de lectura con buena luz
Hearst

Un poyete bajo un ventanal resulta un espacio privilegiado para el relax. Su construcción es sencilla y sin engorro.

Para aislar el asiento y que sea cómodo, llénalo de muchos cojines... ¡Voilà!

Compras: COJINES DE ESTILO BOHO QUE PUEDES COMPRAR ONLINE

4 Expositor integrado... ¡y mucho más!
Hearst

Donde había una ventana entre habitaciones, se colocó una estantería aprovechando la profundidad del muro; también se cerró la trasera.

Los nichos de distintos tamaños sirven para exhibir plantas, fotos, etc.

Inspírate: SACA PARTIDO A LAS HORNACINAS DE OBRA

5 Fregadero en el patio
Hearst

El tabique que separaba un pequeño patio de la cocina anexa se demolió con la idea de unificar los dos ambientes.

De paso, se utilizó una toma de agua en la pared del fondo para instalar una pila antigua y un mueble abierto como espacio extra de almacén.

El interior queda oculto con cortinillas blancas. ¡Buena idea!

6 Armarios "camperos"
Hearst

En esta cocina rústica la amplia superficie de armarios soluciona el problema de almacenaje. Están construidos con cemento pulido y se han pintado en el color de la pared.

La parte superior es estupenda como zona de trabajo y en cada hueco inferior se colocaron puertas de madera teñida. Si se te da bien el bricolaje, son fáciles de hacer con lamas para frisos, cortadas a medida.

No te pierdas: 15 COCINAS RÚSTICAS Y ACOGEDORAS

7 Libreros encastrados y enmarcados
Hearst

Gracias al retranqueo de la pared, se ha podido crear dos mini librerías con poco fondo bajo las ventanas. Están fabricadas en DM lacado y rematadas con finas molduras.

8 Cabecero de obra "tres en uno"
Hearst

Este cabecero multifunción, incluye un nicho para encajar una cajonera tipo mesilla, y la parte superior, de expositor y librero...

Y para que resalte de la pared, se ha pintado de otro tono.

¿Te ha gustado esta idea? Mira estas propuestas: CABECEROS DE OBRA: DISEÑOS Y MATERIALES

9 Librería y cabezal: funcional y bonita
Hearst

En este dormitorio no se pierde un metro cuadrado: la pared de la ventana acoge una cama individual y una librería-cabecero de obra en el extremo.

¡Qué buena solución!, decorativa y práctica a un tiempo.

10 Zona de aseo en un hueco
Hearst

Las dimensiones del espacio son ideales para instalar un lavabo encastrado. La encimera se realizó de obra y se revistió de azulejos para así impermeabilizarla.

Los grifos son murales, con el fin de dejar libre esta superficie. Debajo se ha colocado una balda de madera sujeta a la pared, que sirve para colocar toallas y productos de higiene. Y en una caja de madera vintage se guarda el albornoz, los rollos de papel...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas