Pon un ficus en tu casa

Esta planta es muy decorativa y fácil de mantener. Te contamos cómo cuidarla, qué características tiene cada variedad y cuál es más adecuada dependiendo de cada espacio.

image
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Cuidados
Hearst

Los ficus pertenecen a la familia de las Moráceas y hay más de 800 variedades distintas, lo que hace que se puedan encontrar plantas perennes, otras caducas así como arbustos, trepadoras y hasta árboles de gran tamaño. Se adaptan muy bien al clima mediterráneo y si están bien cuidadas son muy longevas.
¿Es adecuado cambiarlos de maceta? Sí, es conveniente cambiarlas de maceta cada cierto tiempo, ya que son plantas, sobre todo cuando son jóvenes, que crecen de forma muy rápido, y si no disponen de espacio suficiente para las raíces se puede estropear, por lo que es recomendable trasladarlas a otro recipiente un poco más amplio cada dos años.
¿Cómo conseguir reproducirlos? La mejor forma de conseguir plantas nuevas es hacerlo por esquejes. Para realizarlo, corta una rama que tenga dos o tres hojas y métela en un vaso con agua, un par de horas, para que se elimine el látex. En los ficus trepadores puedes plantar el esqueje directamente en una maceta nueva. Conviene que untes la zona de corte con hormonas de enraizamiento. La mejor época para hacer esto es durante el invierno.
¿Conviene podarlos y qué época es la mejor? Para que tengan una forma bonita y resulten frondosos, conviene podarlos durante la primavera. Hay que quitar las ramas que veamos que no están bien y las que hayan crecido de forma irregular. En los ficus Elástica, que suelen crecer demasiado, es recomendable cortar la yema principal, para detener el crecimiento a lo alto y favorecer, de este modo, el desarrollo en horizontal. Además, la poda favorece la aireación de la planta y evita que se caigan las hojas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Ficha técnica
Hearst

Luz. Por lo general los ficus necesitan una iluminación abundante, pero sin que les dé directamente los rayos del sol. En invierno es importante que reciban bastante luz y en verano se pueden sacar al exterior, pero en un lugar con semisombra para que no les dañe el sol.
Temperaturas. La mejor temperatura para un buen desarrollo está entre los 20 y 25º C y hay que tener en cuenta que no toleran muy bien los cambios bruscos. Necesitan un ambiente cálido y húmedo, por lo que tendrás que pulverizarlo frecuentemente con agua.
Riego. Son plantas que se adaptan perfectamente a un ambiente seco pero, para que aguanten bien, hay que regarlas adecuadamente. En verano, una vez por semana, y en invierno, cada 15 días, teniendo cuidado de no encharcar las raíces. Evita el agua muy fría y es conveniente pulverizar las hojas dos veces por semana, para mantener la humedad. Para que la planta respire mejor, limpia las hojas con un trapo húmedo.
Abono. Durante el crecimiento abona cada 15 días, puedes hacerlo aplicando un fertilizante líquido específico, rico en calcio, magnesio y boro. Con ejemplares adultos bastará con que cambies unos centímetros de la capa superficial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Variedades
Hearst

Con tallos leñosos, hojas grandes y aspecto arbóreo. En esta variedad está uno de los ficus más conocidos, el Elástica, que se caracteriza por sus hojas grandes verde oscuro y con una vena central en la parte trasera. A este mismo grupo pertenece el ficus Lirata, con grandes hojas anchas y verdes con nervios amarillos y bordes ondulados, también muy utilizado en interior. Hay otras muchas variedades con estas características, pero muy poco utilizadas en el interior. Las plantas de este grupo tienen un aspecto más arbustivo y las hojas son más pequeñas. A este grupo pertenece el ficus Benjamina, otro de los más conocidos. Tiene hojas pequeñas de color verde claro y crema y sus ramas son más delgadas que las de la variedad anterior. Hay muchas variaciones de este ficus, las más comunes son la Goden King, Golden Princess, Nana… Colgantes o trepadores. Como el ficus Sagittata, de largas hojas delgadas, y el Pumila, de hojas más pequeñas, perfectos para poner en cestas colgantes. En la imagen, Ficus Benjamina, con unas hojas pequeñas de color verde y crema

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Ficus elástica
Hearst

Con hojas grandes en verde oscuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Qué haces si...
Hearst

El ficus tiene manchas circulares en las hojas. Tiene roya y esto se debe al exceso de humedad. Elimina las hojas afectadas, ponlo donde tenga buena ventilación y aplica un fungicida específico.
Tiene manchas grisáceas en el envés de las hojas y una especie de telaraña entre las ramas más finas. Esto está causado por la araña roja, así que aplica un buen acaricida específico.
Las hojas están blanquecinas. A la planta le faltan nutrientes y también puede ser por haberla expuesto demasiado al sol, así que abónala y apártala de la exposición solar directa.
Se le caen las hojas. Esto de debe a una falta de riego o a que está en un ambiente demasiado seco y caliente. Ponla en otro sitio donde no haya calefacción y el ambiente sea un poco más húmedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas