La elegancia de las camelias

En plena floración, esta planta produce flores de espectacular belleza. Te contamos cómo cuidarla y te mostramos las variedades más bonitas.

image
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Consejos y cuidados
Hearst

La camelia es una planta de origen oriental, que llegó a Europa de la mano de los jesuitas. De hecho su nombre proviene de un padre jesuita, Camellus, que vivió en el siglo XVII. Hay más de 80 especies diferentes de árboles y arbustos e infinitas variedades de flores; todas ellas de gran belleza.
Su flor es bastante grande, aunque su forma depende de la variedad. Las más sencillas tienen una corola con cinco pétalos y muchos estambres en grupos. Las dobles y semidobles tienen muchos más pétalos, son más cerradas y pueden llegar a parecerse a las peonías y a las rosas. Los colores de las flores van del blanco al púrpura, salmón, amarillo, rojo, rosa o bicolor. Las hojas son muy consistentes, ovaladas, con bordes dentados, terminando en punta, de un color verde oscuro muy brillante con el envés más pálido. Esta planta es símbolo de longevidad, fortuna, felicidad...
En Galicia hay una gran tradición en el cultivo de la camelia, tanto, que se dice que es la flor de las Rías Bajas. En esta zona se pueden ver ejemplares bellísimos y todos los años, desde 1965, se organiza la Exposición Internacional de la Camelia, donde se exponen ejemplares espectaculares.
¿Qué cuidados necesita para que florezca bien? La camelia es muy sensible a las calefacciones, por lo que es recomendable que estén en los lugares más frescos de la casa y en un ambiente bastante húmedo, de esta forma florecerá sin problemas. Si tienes terraza, sácala al exterior, ya que es muy resistente al frío. Eso sí, protege la tierra con paja, cortezas...
¿Qué tipo de tierra le conviene más? El suelo en el que mejor crece debe tener un pH ácido; podrás conseguirlo añadiendo una capa de tierra de brezo, tierra de castaño o turba rubia. Seguro que en viveros los encontrarás sin problemas.
¿Cómo conseguir flores más grandes? Puedes elegir tener flores de más grandes o mayor cantidad de flores. Si prefieres lo primero, tendrás que dejar un sólo capullo por rama o brote, arrancando los demás.
¿Cuándo es el mejor momento para podar? La época ideal es después de la floración. La forma de hacerlo es despuntando todas las ramas cortando por encima de la segunda o tercera yema, desde la inserción del brote. Así, el año que viene surgirán nuevos brotes que darán más flores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Ficha técnica
Hearst

Luz. Para que la planta florezca como es debido, necesita mucha luz, teniendo cuidado de que no le dé directamente los rayos del sol.
Temperatura. La dificultad que tiene la camelia al cultivarla en interior es que no soporta estar en un lugar cerrado con calefacción, por ello deberemos mantener el ambiente con una humedad superior al 60% y temperatura entre 5-12ºC.
Riego. Durante el verano regaremos de manera constante y durante el invierno el riego será más moderado. Es importante que durante los tres meses de floración reciba muy poca cantidad de agua, para que sus pedúnculos se formen fuertes y soporten el peso del capullo de la flor. A la hora de regar se recomienda un buen drenaje y que lo hagamos con agua tibia y a poder ser de lluvia o mineral, ya que no tienen cal. Si no puede ser, añadiremos al agua del grifo un poco de vinagre.
Abono. Lo haremos después de la floración con quelatos de hierro o algún abono ácido para camelias o plantas acidófilas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Problemas
Hearst

La camelia pierde sus capullos antes de que se abran. Esto ocurre por un exceso de riego o un cambio brusco de la temperatura. Para solucionarlo, pon la planta en un lugar más luminoso y fresco y controlasiempre el exceso de agua.
Las hojas de la planta se ponen amarillas y los botones no se abren. Lo más seguro es que no tiene la tierra adecuada y el suelo no es suficientemente ácido.
Las hojas tienen muchas manchas plateadas. Esto ocurre cuando la planta tiene un hongo llamado pestalozzia guepini. Para eliminarlo, quita las hojas afectadas y aplica un fungicida.
Aparecen pequeños bultos en las hojas. Esto es debido a que la camelia tiene roya. Para eliminarla, pulveriza con algún fungicida específico para ello. Lo puedes adquirir en tiendas especializadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Trucos contra el frío
Hearst

Las plantas de interior, en invierno, sufren bruscos cambios de temperatura:
1. Aparta las macetas de las ventanas por la noche.
2. Si las tienes en el exterior, protégelas de las heladas cubriendo los maceteros donde estén con plástico de burbujas. Además, aíslalas del suelo colocándolas sobre una plancha de madera o de cualquier otro material.
3. Protege el sustrato cubriéndolo con paja, mantillo, cortezas...
4. No riegues ni abones en días en que haya heladas.
5. Si tienes plantas con capullos, protégelas por la noche con papel de periódico o campanas de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas