La cineraria: cuidados y trucos.

Esta planta, que florece de diciembre a mayo, es perfecta para decorar cualquier ambiente, gracias a los bonitos colores de sus flores.

image
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 De bonitos colores
Hearst

La cineraria procede de las Islas Canarias y hay una gran cantidad de variedades, todas llenas de color. Su nombre tiene origen en el color verde grisáceo de sus hojas, que tienen forma acorazonada; son gruesas, con bordes dentados y están cubiertas de una pelusilla que las hace muy suaves al tacto. Es una planta anual, de forma compacta y pequeña. Tiene unas flores muy bonitas, parecidas a las de las margaritas, aunque con muchos más colores. Los tonos más comunes son malva, azul, púrpura, rojo...Al comprar una cineraria, ¿qué tenemos que saber? Lo mejor es elegir plantas que tengan muchos capullos a punto de abrirse, justo cuando empieza a verse el color.
¿Cuánto dura la floración? Según los cuidados, será de entre un mes y seis semanas.
¿Qué se puede hacer para que las flores duren más? Podrás conseguir que duren el máximo tiempo sanas y vistosas si las alejas de focos de calor, como la calefacción; pulverizas la planta con agua, pero procurando que no caiga en las hojas; evitas que las dé el sol directamente y les haces un tratamiento preventivo contra los pulgones.
¿Conviene cambiar la planta de maceta? No es necesario, ya que al ser una planta anual, después de la floración se marchita por completo y es más recomendable tirarla y comprar otra al año siguiente. No merece la pena intentar reproducir nuevos ejemplares.

El rojo, azul, malva o púrpura, con un círculo blanco en el centro, son los tonos más comunes en las flores de esta preciosa planta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Ficha técnica
Hearst

Luz. Necesita luz intensa pero no solar directa, así que colócala en semi sombra evitando la exposición al sol directo para que te dure más tiempo.
Temperatura. Aguanta muy mal el frío, a menos de 10º C ya se estropea, pero también hay que tener cuidado con el calor, ya que por encima de los 15º C se caen antes las flores. Por lo tanto, conviene mantenerla en un lugar donde la temperatura sea bastante estable.
Riego. La cineraria necesita que la riegues abundantemente y de manera continuada, estando pendiente de que el sustrato se mantenga siempre húmedo, pero sin encharcarlo, ya que la planta se moriría.
Abono. Durante el período de floración conviene añadir al agua de riego un abono líquido cada dos semanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Cómo limpiarla
Hearst

Para que la planta respire bien es importante que las hojas estén bien limpias, por lo que lo más adecuado es pasar, de vez en cuando, un cepillito o un pincel por encima para quitar el polvo que se queda acumulado entre los pelillos que las cubren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Problemas más comunes
Hearst

Las hojas amarillean. La cineraria no soporta las corrientes; aleja la planta del aire frío.
Las hojas están marchitas. Éste es el primer síntoma de la falta de riego, así que riégala enseguida.
Los pulgones. Esta planta es una de sus favoritas. Para evitarlos, pulveriza el ambiente con agua, ya que si es demasiado seco se favorece su aparición.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas