Cactus para casa: cuidados, variedades y riego

Son las plantas perfectas para decorar la casa o la terraza, puesto que sus cuidados son mínimos, soportan muy bien las altas temperaturas y, lo mejor, requieren poco riego.

cactus en macetas pequeñas blancas
Getty Images


El interiorismo siempre ha optado por decorar con cactus, quedan de lujo en papeles pintados, en el salón o los dormitorios, o en vinilos para la cocina o el baño: ¿Te imaginas una pared llena de cactáceas?

¿Cómo elegir un cactus?

Cuando vayas a comprar un cactos tienes que fijarte en la base del tronco para comprobar que está sano, con buen color, y sin insectos. Elige ejemplares pequeños, ya que alcanzan antes la madurez y por lo tanto la floración. Además, su gran variedad de formas permite hacer centros preciosos. Los cactus pertenecen a la familia de las plantas suculentas, junto con las plantas crasas, pero no hay que confundirlas. Los cactus se reconocen fácilmente por sus aureolas, pequeños montículos, generalmente con una pelusa en la parte superior, de donde salen los pinchos. Una vez elegido la planta, tenemos excelentes tips para vestir una mesa para cactusmaníacos.

Las plantas crasas no tienen pinchos, excepto algunas variedades de euphorbes candelabro, que tienen espinas que salen directamente del cuerpo de la planta y no de una aureola. Todas tienen una gran capacidad para almacenar agua, por lo que soportan sequías prolongadas y calores muy intensos. Los pinchos y la lanosidad que cubren a estas especies les sirven para protegerse del calor, ya que se limita la transpiración, y de los insectos que podrían beberse sus reservas de agua.

Tipos de cactus

Los cactus y las crasas son originarios de América y África, y nos han conquistado no solo por la belleza de su formas y por la facilidad con la que se dan. Y es que estas plantas son unas auténticas supervivientes y tienen una excelente capacidad para adaptarse a cualquier tipo de clima.

La clave de su alta supervivencia radica en que han transformado sus hojas en espinas para disminuir la superficie de evaporación, hacer de pantalla contra los rayos solares, captar el agua del rocío por condensación y protegerse contra los herbívoros. Con cuerpos redondos o engrosamientos verticales, estas luchadoras se han ganado un lugar propio en nuestras casas. Aprende a decorar con cactus y disfruta de la belleza de estas peculiares plantas no solo con especies vivas, los estampados de cactus y los adornos son tendencia absoluta.

Existen 5 tipos de cactus: con espinas (como el Ferocactus); sin espinas (como el Lophophora diffusa); cactus de interior (como el Echeveria elegans); cactus colgantes (como el Schlumbergera truncata); y con flores (como el Astrophytum).

Cuidados de los cactus

Ponlos en una maceta que tenga un buen drenaje y riega una vez por semana, ya que el ambiente estará ahora más seco por la calefacción. Ponlos al lado de la ventana, en una zona que esté iluminada, pero no directamente al sol.

  • Luz. Necesitan mucha luz, por lo que el lugar ideal es delante de la ventana. En verano agradecerán que les saques al balcón o a la terraza.
  • Riego. En invierno bastará con que la riegues cada dos meses y durante el verano cuando veas el sustrato seco. Es importante que haya un buen drenaje, ya que el exceso de humedad pudre la planta. Si dudas si necesita agua, no la riegues.
  • Abono. Fertilizaremos el cactus una vez al mes desde principios de primavera hasta otoño. Para ello, utiliza fertilizantes especiales para este tipo de planta, disueltos en el agua de regar. Necesitan un tipo de tiera especial y conviene que tenga gran parte de arena. La puedes comprar ya preparada o mezclar 1/3 de turba rubia, 1/3 de arena gruesa y 1/3 de carbón vegetal molido. Es importante que el sustrato esté bien drenado.
  • Temperatura. Soportan temperaturas muy elevadas y muy bajas, ya que provienen del desierto donde por la noche se alcanzan temperaturas bajo cero. Con el frío, los cactus necesitan una atención diferente al resto del año, ya que es una planta de climas cálidos. Aunque pueden soportar una temperatura entre 8º y 10º C, la combinación del frío y un exceso de agua puede ser letal para ellos. Lo mejor es que los metas dentro de casa, en una habitación fresca, que esté en torno a los 15º C y que los riegues solo cuando la tierra esté completamente seca, quitando el exceso de agua que quede en el plato. Con estos cuidados estarán perfectos para que los disfrutes en primavera.

Cactus con flores

Son muy espectaculares y muchos cactus son híbridos. La época de floración es en primavera/verano, depende de la especie. Las flores son espectaculares aunque de vida muy corta, nunca duran más de una semana. Algunas variedades tienen flores de sólo una noche de duración. Pero, si han tenido un invierno muy caluroso, no florecerán. Te avanzamos que los cactus con flores y las suculentas son claves para crear un mini jardín interior.

Aunque no necesitan demasiado cuidado, tienes que estar pendiente cuando veas que salen demasiado las raíces. Será una señal ineludible de que necesita el cactus necesita cambiar la maceta, cada dos o tres años. Para hacerlo, saca la planta con guantes y revisa bien las raíces, para comprobar que están sanas. Si hubiera cochinilla, quita con cuidado la tierra, introduce las raíces en un insecticida específico y, finalmente, ponlas en el sustrato nuevo. No riegues hasta uno o dos días después, haciéndolo poco a poco.

Para no hacerte daño ni pincharte al trasplantar el cactus, dobla una hoja de periódico, como en el dibujo, y coge con ella la planta. Ponlos cerca de la ventana, en un lugar donde les dé la luz del sol de forma directa y evita sacarlos fuera.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Mammillaria, tu primer cactus
    Diesashop

    Los niños disfrutan cuidando las plantas, ¿no tuviste un cactus mammillaria cuando eras pequeño? No necesitan poda y solo se riegan de otoño a primavera, una vez al mes. Se aclimatan muy bien en exteriores, como porches o jardines, y en interiores. En su versión maxi son espectaculares, aunque los microcactus son una preciosidad y querrás tener uno.

    Rhipsalis cassutha, muy decorativo
    Oficina Holandesa de Flores

    El cactus rhipsalis cassutha es frondoso y tiene una espectacular forma en cascada. Al no tener espinas, es una excelente opción para casas con niños o si tienes mascotas. También se convertirá en tu aliado perfecto si quieres decorar con macetas colgantes para plantas de interior. Son una auténtica monada.

    Cactus chamaelobivia, un primor

    ¿No es ideal? Las flores rojas dan una nota de color. Chamaelobivia es un cactus híbrido muy fácil de cuidar, procura revisar el drenaje de la maceta para que no se acumule el agua y aparezcan hongos. Ya sabes que todas las especias son muy sensibles al exceso de humedad.

    Echeveria, la crasa más popular
    Hearst

    Las suculentas son versátiles en ambientes exteriores e interiores. La echeveria tiene una original forma de flor, así que es muy apreciada para decorar todo tipo de ambientes. Es una planta muy compacta y sus hojas van desde el verde hasta el rojo, pasando por tonos azulados. Las crasas son perfectas para hacer un terrario, una manualidad sencilla para decorar tu casa.

    Cactus de Navidad, con flores
    María de Miguel/Hearst

    Florece en invierno y también se le conoce como cactus de pascua, aunque sus nombres científicos son hatiora o schlumbergera. Aguanta temperaturas de hasta 15ºC y tiene un crecimiento lento, así que solo cambiarás la maceta cada tres años. Si quieres saber más, sigue estos consejos para cuidar el Cactus de Navidad.

    Cactus del ordenador
    Oficina Holandesa de Flores

    Aunque no parece probado, el cactus cereus tiene buena prensa porque reduce la contaminación eletromagnética que producen los dispositivos electrónicos. Son cactus grandes, que pueden alcanzar hasta los 15 metros de altura.

    El cactus del oeste americano
    Raúl Candales

    Cuando ves un western siempre imaginas la silueta del cactus opuntia basilaris. Conocido como cola de castor, sus costillas o palas con espinas se ven en en interiores, pero también en jardines o huertos, incluso las hay silvestres. En España, la variedad más extendida es la chumbera.

    Cabeza de viejo, con pelusilla blanca
    Pilar G. Centurión

    Cephalocereus senilis es un cactus muy original. Tiene una capa de filamentos blancos que cubre el tallo solitario. Para que florezca, el ejemplar de esta cactácea tiene que tener más de 15 años de antigüedad. Necesita estar a pleno sol y admite un sustrato arenoso tan decorativo como el que ves.

    Haworthia truncata, la suculenta cebra
    Dawanda

    Las hojas carnosas y dentadas de la planta cebra parecen pintadas a mano. La haworthia truncata tiene un porte pequeño, que rara vez supera los 25 cm. Sus flores son tan efímeras que no duran más de 4 días. Como es común en el riego de las cactus y las crasas, deja secar la tierra siempre antes de volver a regarla.

    Aloe vera
    Affari

    Trae un trocito de desierto a casa con esta composición de cactus. El aloe es una de nuestras favoritas por sus poderes curativos para enfermedades y cuidados de la piel y porque es capaz de purificar el aire. Descubre cómo cuidar y regar el aloe vera.

    Cactus candelabro
    Martín azúa

    la planta euphorbia candelabrum tiene una preciosa estructura en forma de columna. Dale vida con una buena iluminación y ventila la habitación donde lo sitúes. Cuida el exceso de riego.

    Cactus injertados
    Hearst

    Tienen colores vibrantes, diferentes alturas y una curiosa morfología, la peculiaridad de los cactus injertados es que necesitan mayor cuidado. El sustrato siempre tiene que tener humedad y necesitan luminosidad, pero no luz solar directa. Son perfectos para arreglos de jardinerías, aquí encontrarás muchas ideas para hacer centros de plantas muy creativos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo