Vestir las ventanas: Estilos y formas de colgarlas

Estores, cortinas, paneles japoneses, con rieles, barras… Te mostramos todas las maneras de vestir tus ventanas con soluciones prácticas y muy bonitas.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Nido de abeja
D.R.

La parte superior de la cortina va rematada con un decorativo nido de abeja que la hace más importante. El estor, situado tras la cortina, tiene los mismos colores que ésta, pero diferente dibujo. Telas de Jab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Con ojales
D.R.

Éste es el sistema elegido para colgar esta cortina realizada con un bonito estampado de Toile de Jouy, de Lienzo de los Gazules. Un estor de esterilla sustituye a los clásicos visillos y le da un toque muy actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Anillas
D.R.

Una solución tradicional: las anillas, pero éstas llevan un pin que se pincha a la tela, de Maison Decor, así no hay que coserlas. Esta barra puede colocarse tanto en el techo como en la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Lazadas
D.R.

Una idea muy práctica y decorativa es rematar la parte superior de las cortinas con una tela lisa en alguno de los colores de la caída y hacer tiras con la misma tela para atarlas a la barra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Tras la escayola
D.R.

Estudio Efesto realizó, con la misma tela de Monkwell, estores y visillos para vestir estas ventanas. La moldura de la escayola se ha aprovechado para ocultar los rieles de los que se han colgado ambos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Dobles rieles
D.R.

En esta ventana se han combinado paneles japoneses con caídas tradicionales a los lados. Para colgarlos se han colocado dos rieles independientes, en paralelo. Todas las telas son de establecimientos Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Formas de colgar
D.R.

Con jareta: Se realiza en la tela una jareta del ancho de la barra por la que se introduce ésta. Para telas muy ligeras.
Cinta fruncidora: Se cose la cinta por el revés de la cortina y se tira de los hilos para fruncir; la cinta admite diferentes efectos. A la cinta se sujetan unos ganchos que después se cuelgan de unas anillas. Para todas las telas.
Pliegue triple: Se cose un pliegue en cada lugar donde va a ir el gancho que se sujetará a la anilla; perfecto para cortinas con mucho cuerpo.
Con trabillas de tela: Se hacen tiras anchas de la misma tela por las que luego se pasa la barra; para visillos y telas vaporosas.
Todas las telas, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo