Diez pequeños trucos para ahorrar mucho dinero en casa

No estás haciendo un favor a la Tierra -ni a tu bolsillo- lavando los platos a mano. Apúntate estos trucos ahorrativos.

image
D.R.

No dejes que las mejoras de eficiencia energética - en ventanas o grandes electrodomésticos - te hagan olvidar los pequeños trucos que te pueden ahorrar cientos de Euros en tus facturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Consulta a los expertos
Getty Images

Las casas, al igual que sus ocupantes, son singularmente peculiares. Por unos pocos cientos de Euros, se puede contratar un auditor de energía profesional para determinar las pequeñas fugas y defectos utilizando equipos de alta tecnología. Muchos proveedores ofrecen inspecciones gratis. Scott Fischer, fundador de una consultora de energía de hogar en Nueva Jersey y autor de 101 maneras de mejorar la comodidad y la eficiencia energética de tu hogar, dice que estas visitas gratuitas a domicilio valen la pena. "Obtener una opinión profesional, incluso si no están haciendo un diagnóstico completo, es como ir a la consulta de un médico", dice. "Añaden valor a la conversación."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Aisla las tuberías de agua caliente
Getty Images

Ataca a tus facturas por dos frentes mediante el aislamiento de las tuberías cerca de su calentador de agua, dice Foss. No sólo va a reducir los costos de calefacción, podrás frenar el consumo mediante la entrega de agua caliente a su casa más rápido. Foss aconseja hacer comprar aislamiento de alta calidad (busque un valor R de 4). "La energía toma el camino de menor resistencia, y si usted tiene un 95% de su tubo aislado gastará más por ese 5% que no lo está" dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Deja que lave el lavavajillas
Getty Images

Un lavavajillas moderno supera el lavar a mano, dice Kristi Mailoux, vicepresidenta del Grupo de Conservación AM, fabricante de productos de bajo consumo. Un estudio de 2004 de la Universidad Bonn de Alemania, descubrió que un lavavajillas utiliza la mitad de la energía, una sexta parte del agua y menos jabón que un ser humano al lavar.Teniendo en cuenta que los aparatos se han vuelto todavía más eficientes, no estás haciendo a la Tierra ningún favor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Utiliza una válvula de cierre termostático.
Getty Images

El nombre es lujo, la idea ingeniosa. Digamos que estás cepillándote los dientes mientras esperas a que la duchase caliente. Al hacerlo, no te das cuenta que estás gastando un 30% del total del agua de la ducha y el 41% de su energía es de agua caliente - todo estimado por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley. Dado que los calentadores de agua son el segundo mayor lastre para nuestras (después del calefacción / aire acondicionado), eso es oro líquido que se pierde. Un accesorio ingenioso de Evolve Technology llamado ShowerStart TSV detecta cuando la temperatura del agua alcanza los 95 grados Fahrenheit y reduce el flujo a un goteo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Haz una prueba de presión tú mismo
Getty Images

Comienza con este truco recomendado por el Departamento de Energía: Mantén cerradas las ventanas de tu casa en un día frío y ventoso. Apaga todos los aparatos de combustión como los hornos de gas y calentadores de agua, y enciende todos los extractores de aire como los de su cuarto de baño y cocina e incluso su secadora. Arrastrarse lentamente una varilla de incienso (o una mano húmeda) en torno a los marcos de puertas y ventanas, tiros de las chimeneas, zócalos y puntos de escape. No se olvide de comprobar la plomería y penetraciones eléctricas en el ático - estos son a menudo los mayores culpables de succión de aire caliente fuera de una casa, dice Fischer. En cualquier lugar en el que el humo derive (o tu mano se sienta fría), tienes una fuga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Cuentas con la regletas de última generación
Getty Images

Hablando de automatización, ¿quién no ama despertar con olor de café recién hecho? Pero la cafetera - como los ordenadores, cargadores y muchos otros aparatos electrónicos - gasta aun estando inactivo. Las denominadas cargas "vampiro" ahorran en el hogar estadounidense un promedio de $ 165 por año, de acuerdo con el National Resources Defense Council. Pon un protector inteligente contra sobretensiones, que cierra la salida de potencia a los dispositivos en modo de espera.Belkin ofrece varias opciones, dice Fischer, incluidas las regletas que se activan una vez que el dispositivo está encendido (ideal para una TV) y regletas con temporizador (para aquel café).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 Utiliza aspersores inteligentes
Getty Images

¿Alguna vez has visto al aspersor del vecino saltar después de llover? No seas ese vecino. Hay una gran variedad de sensores de lluvia que están disponibles para lintegrarlos a tu sistema de riego.Recientemente, un puñado de aspersores "inteligentes" llegó al mercado, ofrece elegantes controles que interactúan con los datos meteorológicos a tiempo real y permite controlarlo mediante tu smartphone o tablet. Una de las opciones de menor precio, Blossom ($ 129), afirma que puede disfrutar de una reducción de la factura del agua de hasta el 30%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Elige bombillas LED
Getty Images

Si hay alguien que todavía usa bombillas incandescentes es de la vieja escuela y está muy retrasado. Hay dos principales alternativas de bajo consumo: las luces en espiral fluorescentes compactas (CFL) y las LEDs, un poco más caras.De acuerdo con Foss, las bombillas LED no sólo cuentan con una esperanza de vida mayor (hasta 25 veces más que las incandescentes, mientras que las lámparas fluorescentes compactas duran alrededor de diez veces más), sino que emiten una luz más agradable y vienen con opciones regulables. (Nunca pases por alto el ahorro de energía de la iluminación ambiental.) Cualquier cosa con un sello Energy Star, dice, tiende a ser no sólo de alto rendimiento sino también de mejor calidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 Usa un termostato programable
Getty Images

La regla es simple: Cuanto menos corra tu sistema de calefacción o AC , más se ahorrará. Ignora el mito que dice que mantener una temperatura constante en invierno y en verano es lo mejor, dice Foss. Un termostato programable básico cuesta menos de 40€ y te permite configurar la temperaruta a tu gusto. A pesar de que los termostatos "inteligentes", como el termostato Nest Learning, cuestan cuatro veces más, ofrecen beneficios tales como el ajuste automático a tus hábitos, sensores que determinan cuando no hay nadie en casa y Wi-Fi. Sin embargo, los ahorros de estos dispositivos de gama alta no han sido comprobados, Foss señala. (Los clientes Nest, de hecho, presentaron una demanda por publicidad falsa.) "Para mí, la ventaja es que se puede controlar el termostato cuando estás fuera de la casa", dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 No te olvides de los viejos recursos
Getty ImagesD.R.

Los ventiladores no refrescan el espacio, pero enfrían a la persona y requieren menos energía que un aire acondicionado, dice Mailloux. Por supuesto, debes aumentar el termostato para darte cuenta de los ahorros. El DOE también estima que una cortina blanca puede reducir la ganancia de calor en verano en un asombroso 33%. En invierno, la mayoría de las cortinas convencionales reducen la pérdida de calor hasta en un 10%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas