13 rincones que no se te ocurriría pintar (y que deberías)

Aquí tienes la prueba de que un poco de color puede marcar la diferencia.

image
D.R.

Aquí tienes la prueba de que un poco de color puede marcar la diferencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Escondido en un armario
D.R.

Lo mejor de este DIY es que parece un viejo armario por fuera, pero nuevo por dentro. ¡Ideal!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Pinta las paredes del armario empotrado
D.R.

La mayoría de los armarios suelen estar tan llenos que no hay un centímetro de pared a la vista, pero verás cómo cambia si le das al interior una mano de pintura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Los cajones
D.R.

Por fuera, este aparador negro es elegante y clásico, pero al abrir los cajones tiene otro estilo muy diferente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Una vieja cajonera actualizada
D.R.

Actualiza el viejo aparador de madera con una moderna mano de pintura por toda la superficie, excepto la parte frontal de los cajones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Dentro de los cajones del escritorio
D.R.

Puedes combinar dos colores, uno para la parte exterior del escritorio y otro para el interior de los cajones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 En la trasera de la estantería
D.R.

La mejor manera de lucir tu colección de libros. Ordénalos en la estantería con el fondo pintado de azul y verás cómo resaltan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 La maleta vintage
D.R.

Si bien este hallazgo de mercadillo puede tener un aspecto envejecido y gastado en el exterior, el interior es otra historia. En el salón, para guardar cojines y mantas quedará genial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 Los bordes del lienzo
D.R.

Este liezo pintado en blanco y negro solo pide un poco de realce, y una franja roja alrededor sin duda lo hace. Combínalo con unas flores o una lámpara para que sea aún más pop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 El interior de los muebles de cocina
D.R.

Una cocina blanca es muy elegante. Pero si quieres añadir un toque de personalidad, pinta con color el interior de los muebles, verás el contraste sobre todo si tu vajilla es blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 El timbre de la puerta
D.R.

Un pequeño detalle llenará de encanto la puerta de entrada de tu casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 Los bordes de la puerta
D.R.

Si no puedes cambiar el aspecto de la puerta de entrada de tu casa puedes pintar el borde con un color llamativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 El marco de la ventana
D.R.

Una mano de pintura de color amarillo en el marco de la ventana te asegura de que esta fuente de luz sea siempre brillante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 El interior de la vidriera
D.R.

Añade una capa de verde azulado en la parte interior de tu alacena verás cómo se anima el espacio de almacenamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas