Manualidades con telas: fundas para todo

Aunque su misión primordial es proteger, las fundas de tela son ideales para decorar, renovar, e incluso, ganar espacio de almacén. Las hay de todos los estilos y para casi todos los muebles.

image
1 de 8
Fundas para asientos

Sustituye las clásicas galletas por fundas de quita y pon, te resultará mucho más sencillo lavarlas en casa. Ajústalas bien al asiento de la silla y sujétalas por detrás del respaldo con corchetes o, si lo prefieres, con lazadas que resultan muy decorativas. Telas, de Jane Churchill.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Cestos de mimbre forrados

Si lo que quieres es adornarlos, bastará con que los enteles sólo por fuera. Pero si los forras también por dentro, podrás utilizarlos para guardar la ropa sin miedo a que ésta se enganche. Otra idea, aprovecha las fundas de los cojines para guardar dentro pañuelos, calcetines o ropa interior. Telas, a cuadros vichy, de Maison Decor. Funda de los cojines, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Fundas personalizadas

¡Qué buena idea! Si prolongas uno de los lados de una funda confeccionada para una caja o un cesto de mimbre, y bordas ahí el nombre de lo que vas a guardar en el interior, tendrás siempre localizado su contenido a primera vista, aunque las cestas estén apiladas o guardadas en lugares altos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Funda para la estantería

Fíjate qué forma tan sencilla de transformar una pequeña estantería en un armario, bastó con colocarle una funda a modo de puerta. Pero además, como la distancia entre las baldas resultaba un poco excesiva, también se vistió el interior con otra funda, esta vez con compartimentos donde se pueden guardar cestas, la ropa doblada…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Funda con bolsillos

Confecciona una funda con trabillas para que puedas colgarla de la barra de la cama de tus hijos. Hazla con varios bolsillos y podrán guardar el pijama, las zapatillas y el muñeco con el que duermen todas las noches.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Fundas para sillas

Para actualizar las sillas del comedor no necesitas pintarlas o retapizarlas; basta con que las cubras con fundas hasta los pies. No tienes que comprar la tela, puedes utilizar diferentes retales que te hayan sobrado de cortinas y tapicerías; la combinación de distintos estampados resulta muy alegre. Telas, de Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Entelar unas mesitas nido

Los muebles de forja resultan ligeros, pero también algo serios. Para animar un poco este conjunto de mesitas nido, completamos los sobres con unas planchas de gomaespuma enteladas, cada una de ellas con una tela diferente para crear un divertido contraste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Tapete para una mesita

El sobre de las mesas suele ser la zona que más se deteriora debido al uso. Una funda te permitirá seguir utilizando la mesa y renovar, de paso, la decoración del cuarto donde se encuentre. Nosotros te proponemos un modelo corto muy desenfadado que, a modo de tapete, deja las patas a la vista. Para que no se deforme, las esquinas se sujetan con trabillas confeccionadas en la misma tela y abotonadas en los extremos.Tela, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar