Radiadores vistosos y decorativos

Los clásicos radiadores han evolucionado con el tiempo. Hoy son innovadores, funcionales y, además, decorativos.

image
1 de 12
Caldera y radiadores

¿Cómo funciona? El sistema de calefacción por agua caliente central y radiadores es el más empleado para proporcionar calor en casa. Funciona mediante una caldera que se encarga de calentar el agua e impulsarla a la red de tuberías que la distribuye a los radiadores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Gas/electricidad

El sistema de caldera con radiadores de agua es el más común en las viviendas españolas y puede funcionar con tres tipos diferentes de combustible: gas natural, gas propano y gasóleo C.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Circuito doble

El dibujo muestra una instalación bitubular, la más común, en la que el agua caliente se distribuye por tuberías distintas a las del agua fría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Elementos del radiador

1. Válvula de entrada: es la pieza que regula la entrada del agua caliente; suele estar situada en la zona alta del radiador.
2. Purgador: se utiliza para expulsar las burbujas de aire que, a veces, se producen en el interior de los tubos. También se manipula cuando, por una avería, es necesario vaciar de agua el sistema de calefacción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Puntos clave

En el mercado puedes encontrar radiadores en hierro fundido, acero o aluminio y elegir entre una amplia gama de colores.Renovar la instalación. Acude a una empresa especializada, que te calcule la potencia necesaria, el número de radiadores, su tamaño y ubicación, ya que tu demanda de calor variará según la zona climática donde vivas y la orientación de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
¿Dónde?

¿Qué lugar es el mejor para instalarlos? Se aconseja que los radiadores estén colocados cerca del lugar más frío de la habitación, para que el calor se reparta de un modo uniforme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Funcionales

Doble uso. Muchos de los nuevos radiadores son tan prácticos que cumplen más de una función. Por ejemplo, el modelo Versus, de Runtal (en la foto superior) es toallero y, si se coloca en perpendicular a la pared, también sirve para separar ambientes. El modelo Muscari, de Thermic (en la foto) incorpora una barra para colgar paños o utensilios de cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Decorativos

Desde hace años crece la demanda de radiadores que no hay que camuflar, ni esconder; al contrario, se destacan, porque se diseñaron para decorar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Integrar el radiador

¿Qué hacer cuando el radiador se considera un problema estético?
Pintar el radiador. Una forma de integrar los radiadores tradicionales es pintarlos como la pared. Color: Para evitar un contraste fuerte entre paredes de intensos colores y radiadores blancos, se aconseja pintar ambos en el mismo tono; sobre todo, cuando el color de las paredes es intenso, como en la foto que hay a la derecha. Para cubrir el radiador no se aconseja utilizar la misma pintura que se emplea en las paredes, porque el calor la levanta y decolora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Sabías que…

Conviene instalar los radiadores cerca del lugar más frío de la habitación, para que el calor se reparta de un modo uniforme. Además, tienen que estar próximos al suelo para favorecer la circulación del aire caliente, que siempre tiende a subir. Por ello, su ubicación más frecuente es debajo de las ventanas, ya que las paredes con zona acristalada presentan mayor superficie en contacto con el exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
A la medida

Cada vivienda requiere un estudio personalizado para evaluar sus necesidades. Entre los factores a tener en cuenta: La zona climática donde esté la casa; en España existen cinco. Si se trata de una zona fría, con frecuentes heladas o nevadas, se recomienda un sistema que mantenga el calor de forma constante. En zonas con inviernos cálidos, son suficientes sistemas sencillos que aprotan calor de forma puntual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Mantenimiento

Consejos para mantener los radiadores en óptimas condiciones.
Limpieza Por su diseño y proximidad a la pared, su limpieza no es fácil, pero en invierno, conviene hacerlo una vez por semana. Primero, retirar el polvo con un trapo o un cepillo con forma alargada y angulada, que permita llegar a todos los rincones. Se puede improvisar uno cubriendo el mango de la escoba con una esponja y un calcetín viejo; servirá para limpiar detrás de los radiadores. También puedes aspirar el polvo acumulado junto a la pared con el accesorio de la aspiradora. Para fregar el radiador, utilizar lavavajillas diluido en agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas