Las mejores vacaciones

Sin despertador y con tiempo libre entre horas para picotear lo que más te gusta. No hace falta que viajes lejos; la felicidad, a veces, le pone sal a tu vida sin salir de casa.

image
A mediodía, unas tapitas

Por ejemplo, tomates cherry abiertos, con queso o una gambita. Para que no se caiga, sujeta tu creación con un palillo. El palillero elevable de la colección Get Together, de Brabantia, te los pone a mano (13,50 € aprox.).

1 de 8
Una bucólica comida campestre

Es posible, incluso, en el balcón de tu casa. La idea es recrear la estética de la campiña con flores frescas en una jarra, un mantel de cuadros y una vajilla estampada con motivos naturales. De Greengate: jarra (33 €), fuente (60 €), plato (25 €) y copa (9 €).

2 de 8
Había una vez un barquito

Chiquitito, que era un exprimidor para limas y limones. Se llama Ahoi y es de la firma Koziol (8,35 € aprox.).

3 de 8
¡A la rica pasta en ensalada!

Se tarda poco en prepararlas, lo que permite disfrutar de más tiempo para ir de paseo o zambullirte en la piscina. Utensilios de la firma Rice (5,50 € cada uno aprox.).

4 de 8
El cuenco de la felicidad

Tanto por su estampado, en colores vivos, como por la alegría que produce llenarlos -y vaciarlos- de helado, natillas... (27,90 €/4). Son de Pomax.

5 de 8
Simplifica tareas

Cuantos menos cacharros sucios, mejor. Las fuentes de Staub van del horno o el microondas a la mesa (desde 15,95 €).

6 de 8
Para el queso

Son galletitas: de albahaca, para quesos suaves, de apio para los azules, y de chilli para cheddar (3,8 € cada envase en Oh!Delis).

7 de 8
El barman, en casa

Ya ningún combinado tendrá secretos con el libro Cócteles a domicilio, de los hermanos Troitiño (22,95 €). Es de Bainet.

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas