Un espacio para la televisión

Decidir dónde colocar el televisor es una cuestión complicada que puedes resolver con una buena planificación. Prioritario: lograr un ángulo de visión adecuado y valorar su impacto en la decoración.

image
1 de 8
Un mueble a medida para el televisor

El televisor se integra en la estantería en un hueco más amplio, adecuado al tamaño de la pantalla y que permite ocultar cables y enchufes. Con una librería como esta es posible decir la ubicación del televisor, centrado o a un lado, y un detalle importante: la altura. Además, incluye espacio extra para otros equipos. Televisor, de Sony. Muebles, de Greek.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
En una habitación infantil, también.

La tele se puede colocar en un mueble auxiliar, estable y robusto, con estantes para incluir la consola de videojuegos, las pelis y los dibujos. Y es que, si se hace un buen uso de él, el televisor también es una herramienta didáctica. Conviene que esté situado a una altura adecuada a su estatura y, para evitar problemas de visión, cuida que no se sienten a menos de un metro y medio del aparato. Si ven la tele sentados o tumbados en el suelo, coloca una superficie mullida y cálida, como una alfombra; ésta es de El Barco de Nuez. Televisor Loewe. Este cuarto fue decorado por Rebeca Terrón.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
La televisión, en el dormitorio

Si te gusta ver la tele desde la cama, planifica bien la distribución para evitar cables o canaletas en las paredes. Opciones para poner el televisor hay muchas, aunque el espacio sea el justo; en un mueble, en la pared, incluso, con soporte desde el techo. Aquí se optó por una pantalla de sobremesa sobre una cómoda con cajones y espacio para el DVD. Este mueble tiene el mismo acabado que el armario empotrado y las paredes para crear un ambiente armónico. Silla, de Kartell. Mantas, de Zara Home. Decoración, del estudio Melián Aguilar.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Aprovecha la pared para el televisor

Libros, chimenea y televisor. Para todo ello se encontró un lugar óptimo en este salón, sin renunciar a la estética. Los libros, arriba, en baldas de Pladur y abajo, una puerta de espejo corredera, para guardar otras cosas. La tele y la chimenea cassette, integrados en una estructura pintada que entona con el sofá. Televisor, de LG. Estantería, diseñada por MS Interiorismo. Sofá, de Camino a Casa. Cojines, de Casa Ideas.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
¿Dónde colocar el televisor en un estudio?

En apartamentos y estudios, donde salón, cocina y, a veces, dormitorio, comparten espacio, lo más práctico es que el televisor se pueda ver desde cualquier ángulo. Un objetivo que sólo se puede conseguir si la casa es realmente diáfana y su planta rectangular. En este piso, de apenas 40 m2, el televisor se colocó en un mueble bajo, práctico, con zona de almacén en los huecos inferiores, y que se puede ver desde la cocina y la zona de estar, pero no desde el dormitorio, ya que su planta tiene forma de L. Reforma y decoración, del estudio de interiorismo Briales & Sendín. Televisor, de la marca Samsung. Mueble TV Lack, con ruedas Besta, de Ikea. Cocina, a medida, de Muebles Gami. Barra para comidas, de Anjo Decoración. Taburetes, de Ikea. Mampara con vinilo vegetal, que separa el salón-cocina del dormitorio, realizada por Cristalería Monreal.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Integra la televisión a tu decoración

Los televisores con pantalla plana son tan bonitos, que también decoran y, además, ocupan poco espacio. Si quieres aún más integración visual, pregunta por las opciones de color del marco que, como en este caso, pueden coincidir con el acabado de los muebles. La firma Philips, por ejemplo, te lo pone muy fácil. Entra en www.philips.com/design-your-TV y diseña el televisor LED que quieras. Salón, decorado con muebles y complementos de la venta en Ikea: composición con muebles Besta/Vara, laminada en blanco (554 €); baldas inferiores, con tres soportes metálicos, en 2,39 x 0,28 m (43,98 €); focos (24,99 €/tres); sillón Hulto (49,99 €) y alfombras Ludde (39,99 € c/u).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Para la zona de la tele busca la comodidad

Horas y horas de televisión, películas, videojuegos… Pasamos una gran parte del tiempo libre delante de la pantalla, así que nuestra postura debe ser óptima. Los sillones de esta foto tienen asientos reclinables individualmente e incorporan una función corredera, patentada, para que el sillón se adapte a cualquier movimiento del cuerpo, por leve que sea, y proporcione un apoyo y un confort perfectos. ¿Adivinas para que sirve la pieza negra en el brazo de los sillones? Es una bandeja, pero también es la tapa que esconde un compartimento para guardar el mando de la tele. De la firma Stressless: sillones Home Cinema, con piel Batick, en más de diez colores, y puf-mesa Oval Ottoman.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
El televisor en un murete

La opción en espacios reducidos es instalar la televisión en la pared y elegir un modelo con un grosor mini, hay algunos que son tan finos que parecen cuadros. En este apartamento, cocina y salón están separados por un murete a media altura con varias funciones: delimita el espacio del salón, sirve para instalar la tele y oculta un mueble de la cocina, con el que se ganó una zona extra de almacén. En salones con poco espacio, lo importante es elegir una pantalla con las pulgadas adecuadas (más información en www.hdtv-expertos.com) y un soporte que resista el peso del televisor; un dato que siempre indica el fabricante (puedes ver muchos modelos en www.iber-store.com). Televisor, de Thomson. Decoración, de Rebeca Terrón. Muebles de cocina, de la firma Bomtempi, con encimera, de Silestone, instalados por Micocina.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas