Formas de vivir en una casa de 20m²

La decoración de una casa se adapta a las nuevas formas de vida. Ésta podría ser la historia de tu casa desde que vivías sola, y cómo se ha ido transformando para adecuarla, primero, a tu pareja y,más adelante, a la llegada de los niños.

image
1 de 3
Vivir sola

Cuando Rocío se independizó, disfrutó del placer de distribuir todo el espacio a su medida. Una zona de estar despejada, con sitio para guardar libros y DVD's. Aunque invitaba a menudo a sus amigas a casa, se dio cuenta de que no necesitaba un comedor; sentadas en el sofá, la butaca o en la alfombra, las cenas sabían mejor picoteando un menú informal en la mesa de centro. En el espacio que sobraba instaló una zona de estudio donde organizó al milímetro facturas, material de trabajo y, de paso, fotos y cartas. Y lo mejor: al otro lado por fin podía destinar un mueble en el recibidor para tener a mano sus bolsos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 3
Vivir en pareja

La zona de estar se amplió con dos sofás, imprescindibles para que cada uno se tumbara a ver películas ya no siempre apasionantes. El televisor se convirtió en el rey del salón, en especial los días que había partido, y para entronizarlo a él y a los nuevos DVD's de acción y deportes, hubo que sacrificar la estantería de la zona de estar. Además, las cartas y fotos cedieron su lugar a las colecciones de revistas de Guillermo. Las cenas con otras parejas pasaron a ser frecuentes, y hubo que crear un comedor en condiciones. Y los bolsos volvieron al fondo del armario porque en el recibidor se instaló una zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 3
Cuando llegan los niños

Sin duda, Patricia y Jaime fueron el mejor regalo, aunque hay que reconocer que también modificaron el espacio. Como la prioridad era pasar la mayor parte del tiempo juntos, el salón se adaptó para que los niños jugaran sin riesgos. La mesa de centro se sustituyó por un puf con cantos redondeados, y desenfundable para lavarlo cada vez que caía yogur encima. Hubo que prestar un montón de películas para situar los DVD's infantiles. Y aquel comedor impecable se llenó de tronas y pinturas. La mesa de estudio se desplazó para que los niños dispusieran de más espacio y colocaran sus jugueteros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas