Todo apilado

Organiza los complementos y accesorios pequeños en soportes adecuados. Así siempre los tendrás a mano y en orden sin apenas ocupar espacio.

image
1 de 9
Para que los discos compactos no se amontonen de cualquier manera y sea más fácil encontrar el que buscas, utiliza soportes específicos, como éste, de sobremesa.

Al tener una superficie acanalada, te permite sacar el disco que quieres sin que los que están alrededor se desmoronen. Puedes colocar más de un soporte sobre una mesa o en una balda a media altura y poner los cd's clasificados por estilos musicales o alfabéticamente. Soporte, de Ordenatrium.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
¿Te gusta tener a la vista los DVD? Recurre a una torre:

tiene mucha capacidad y apenas ocupa espacio junto al televisor. Ésta es de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
No permitas que el correo se desperdigue por encima de las mesas.

Busca soportes que te ayuden a clasificarlo hasta que lo archives sin que se extravíen las facturas. Si son postales, además resultarán muy decorativas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Aunque tu cuarto de baño sea muy pequeño, puedes almacenar las toallas limpias.

Basta con fijar a la pared un soporte como éste, de Ordenatrium, con baldas sinuosas de poco fondo para guardar en ellas las toallas dobladas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Si tienes problemas de espacio en la cocina, busca soluciones que sean prácticas.

Por ejemplo, en vez de ocupar un armario con las sartenes y los cazos que utilizas a diario, colócalos sobre la encimera, junto a la placa de cocción. En el mercado encontrarás soportes con varias baldas apiladas. Opta por un modelo de rejilla, que te permita localizar de un vistazo el utensilio que buscas. Si es metálico, podrás apoyar la sartén aunque esté muy caliente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Dale un uso diferente a algunos complementos.

Un revistero de pared puede ser muy útil en la cocina para colocar las bandejas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Aguza el ingenio y dale una nueva oportunidad a los soportes que ya no utilices.

Un bandejero de madera es perfecto para tener a mano las sartenes, ordenadas por tamaños con sus tapas. Además, así evitarás que se rayen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Aprovecha el potencial de almacenaje que te ofrece la pared.

Una idea práctica es fijar un revistero y destinar cada apartado para una función distinta: dejar el correo, archivar las facturas en una carpeta o tener a mano la agenda de teléfonos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Aumenta el espacio de almacén en la cocina con cajas que puedan apilarse.

Son perfectas para tener a mano alimentos frescos que no necesitan refrigeración, como fruta, patatas o verdura. Ponle ruedas a la caja inferior para desplazarlas sin esfuerzo. Cajas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa