Comedor funcional

No importa el espacio que tengas: un comedor siempre será práctico si vajilla, vasos y cubiertos están cerca de la mesa.

image
1 de 6
La alacena

Continúa siendo el mejor sistema para guardar la vajilla en el comedor, aunque los modelos clásicos se han actualizado con diseños de líneas sencillas. Si la pared es amplia, se pueden colocar dos alacenas alineadas. Éstas son el modelo Magiker de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Tazas con asa

Las de uso diario se pueden colgar por el asa en alcayatas que previamente se hayan clavado en la base de un armario alto. Si cada miembro de la familia tiene su propio diseño, la idea resultará aún más vistosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Platos

Potencian la sensación de orden cuando se alinean en un platero, como éste, de Bossia. Como cada plato ocupa su propio lugar, no hace falta retirar toda una pila para sacar justo el que necesites.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Soperas

Cuando se dejan a la vista, se convierten en auténticos focos decorativos. En este aparador, de VTV, los estantes redondeados son peanas que elevan las soperas a la categoría de esculturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Copas

No importa que tengas copas descasadas de cristalerías que conocieron tiempos mejores. Coloca en la alacena rieles para colgar las copas por la base. Éstas se venden en Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
IDEA +

Es una pena ocultar una vajilla bonita. Exhíbela en una alacena con frentes de cristal que, además, resultará muy ligera. Para que puedas guardar todas las piezas, la alacena debe tener 40 cm de fondo. ¿Y de alto? Las copas se manejan bien en un estante de 30 cm, mientras que los platos y las soperas necesitan unos 35 cm. Alacena de roble, con dos módulos, en 1,80 x 0,40 x 2,20 m de El Globo Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa