Ordenar con cestas

Recurre a las cestas de fibra para organizar armarios, librerías, la despensa, etc. Puedes encontrarlas en muchas medidas, formas y en su color natural o teñidas.

image
1 de 12
Organiza el interior del armario con cestas; son más económicas que los cajones.

Algunas prendas no necesitan estar colgadas, así que puedes reservar una zona de tu armario para dividirla con varias baldas. En alguno de los estantes puedes poner cestas de fibra vegetal y también de rejilla metálica. En el interior de este armario se combinaron ambas. Observa que las de fibra están enmarcadas con madera para manejarlas con facilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Rentabiliza la zona más baja de una buhardilla con cestas;

aunque sea pequeña podrás colocar mantas, juguetes, revistas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Crea un bodegón muy decorativo en el cuarto de baño almacenando los productos de aseo en cestas de distinto tamaño y color.

Agrupa por separado geles, jabones y artículos de higiene dental para que te resulte más fácil encontrar cada cosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
¿Tienes los armarios de la cocina repletos?

Si la superficie de trabajo es amplia, aprovecha la pared para poner estantes y sitúa en ellos conservas, botellas, cereales, fruta o verdura fresca. Para que la cocina no parezca un supermercado, recurre a cestas y guarda en ellas los alimentos agrupados por categorías para no volverte loca buscando una lata concreta. Almacena botellas y otros productos pesados en cestas con asa y las moverás sin esfuerzo. Cestas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
No despistes ni una prenda más.

Para tenerlas localizadas, clasifica la lencería y guárdala en cestas identificadas con etiquetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Evita que los juguetes de los niños estén tirados por el suelo de su habitación.

Un banco con cestas extraíbles, colocadas debajo del asiento, te ayudará a ocultar los peluches y otros muñecos cuando acaben de jugar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Utiliza cestas para organizar el mueble bar.

Pero ten la precaución de reforzar su fondo con una lámina de chapa de madera para que, cuando quieras sacarlas del mueble, no se deformen por el peso. Cestas, de Galerías Aspa. Sillón, de KAInternational.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
¿Tienes una cocina alargada y estrecha?

Toma buena nota de esta idea: en la pared que hay frente a la zona de cocción puedes instalar una mesa como ésta, muy práctica para ampliar la superficie de trabajo. Además este sistema, con baldas y cestas extraíbles, te permitirá sacarle el máximo partido al espacio y tener siempre a mano el pan, la fruta o las verduras. Pero procura forrar el interior de las cestas para que el suelo no se ensucie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Hay cestas de muchas formas y tamaños que se adaptan a las diferentes necesitades.

Aquí tienes varios ejemplos para organizar el menaje o, incluso, para servir un bufé en casa. Las hay cilíndricas y cuadradas, hasta redondas, para los platos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Con cestas y baldas puedes organizar una despensa.

Fíjate en esta foto; con dos baldas -una de ellas es extraíble- y cestas de fibra tienes un mueble para almacenar frutas y verduras. Resulta muy decorativo combinado con los armarios de la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Si tienes estantes con mucha profundidad, no te contorsiones para alcanzar lo que guardas al fondo;

hazte la vida más confortable almacenando tus cosas dentro de cestas o cajas y procura que tengan asa para que las agarres con facilidad. Coloca en los estantes muy altos y en el que quede a ras del suelo los objetos que uses menos, ya que resultan incómodos de manipular. Ten la precaución de no poner objetos pesados en la cesta de arriba o te costará más esfuerzo moverla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Agrupa las herramientas de jardinería en cestas con asas y guárdalas debajo de un banco para que no ocupen espacio.

Si añades macetas, refuerza las cestas colocando una bandeja para que no se desfonden. Cestas, de Jardiland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa