Baldas multiuso

Si piensas que los estantes y baldas sólo sirven para amontonar libros, es porque aún no has visto nuestras propuestas.

image
1 de 8
Barra de desayunos

Instala una balda en la pared, a 1 m de altura del suelo. Tendrás una improvisada barra de desayunos en poco espacio. Balda Lack (12,95 € en Ikea). Taburete Barcelona, de Gastón y Daniela (461 €), tapizado con 1,20 cm de tela Tasaduk (44,17 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Soporte para cuadros

¿Paredes irregulares? Puedes disimular los retranqueos de los tabiques si colocas una balda que no sobresalga del ancho del pilar. Conviértela en un improvisado expositor con cuadros y algún objeto decorativo especial. Aunque los marcos apoyen sobre la superficie, fíjalos también a la pared para evitar accidentes. Almohadones, de LaDecó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Estante suspendido

Para no recargar el espacio y ganar una zona de almacén, opta por un estante de cristal fijado al techo con una estructura metálica; es un sistema visualmente muy ligero y estético, que aportará una nota moderna a la cocina. Resérvalo para colocar los complementos más bonitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Exhibir la vajilla

Si estás orgullosa de tu vajilla, conviértela en objeto decorativo. Olvida las vitrinas y colócala sobre estantes. Para dar protagonismo a las piezas, pinta o empapela la pared en un color contrastado con el de la loza. Papel Daiba 103, de Sanderson (42,69 €/rollo aprox. en Gancedo). Baldas Lack, en 1,10 m, de Ikea (12,95 € c/u). Tazas, de El Globo Muebles (101,74 €/juego de café). Menaje, de venta en VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Galería de arte a su medida

Para la habitación de los más pequeños, elige baldas en vivos colores y realiza una composición desenfadada. Coloca uno de los estantes cerca del suelo para que accedan ellos mismos a sus cuentos preferidos y puedan exponer todos sus dibujos y maualidades. Baldas Lack, en 1,10 m (12,95 € en Ikea). Escalera, de El Sitio de Alejandra (35 €). Juguetero (144,50 €) y burrito, de Amelia Arán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Sobre el sofá

Saca partido al espacio que queda libre encima del sofá con baldas voladas. Hazte con bonitos sujetalibros y cajas para evitar que tus ejemplares preferidos acaben en el suelo. Para que los estantes no molesten, debes colocarlos al menos a 1,10 m a partir del asiento del sofá. Si los instalas cerca de tu rincón de lectura, crea una ligera librería con tres o cuatro estantes, situados en paralelo, uno sobre otro. Balda Lack, de venta en Ikea (12,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Menaje a mano

¿Quieres ganar espacio de almacenaje? Pon un estante debajo de las vitrinas para colocar el menaje que usas con más frecuencia. Fíjalo con escuadras ya que, aunque no son muy decorativas, son un sistema más seguro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Almacenaje en la cocina

Protege el frontal de la cocina en la zona de trabajo con el mismo material de la encimera, y remátalo con una repisa estrecha. Puedes aprovecharla para colocar los botes de especias y algún objeto decorativo. Botes de cristal de diferentes tamaños, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa