¿Cómo colgar los cuadros?

Hay unas reglas básicas y muy sencillas para colgar cuadros que permiten crear composiciones armónicas, que transmitan sensación de orden. En este reportaje te damos varias propuestas, según el efecto que quieras lograr, para colgar tus obras sobre el sofá o sobre una cómoda.

image
1 de 10
Sobre dos estantes

¿No terminas de decidirte por un cuadro en concreto para el salón? Coloca dos estantes paralelos sobre el sofá y crea una bonita composición con obras de diferente formato y otros adornos. Esta idea te permite variar el conjunto a tu antojo y evitar los agujeros en la pared. Sofá Sada y mesa Madison, de KA International. Cuadros, de Brocar y Fann. Lámparas, de pie de Bo Concept y de sobremesa, de Sia. Pintura de la pared, de Farrow & Ball.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Baúl de pino teñido en La Casona.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Con un eje central

Si dispones de varios cuadros de distinto tamaño, lo mejor es optar por una composición con un eje central en vertical, alrededor del cual pueden ir colocados el resto de los cuadros. Aquí se ha logrado con dos obras de idéntico tamaño y enmarcación. Los cuadros y los marcos son de Analcai, Brocar y 4 Ingletes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Alineado por abajo

Cuando predominan los cuadros pequeños se puede crear un orden partiendo de una línea inferior, por ejemplo, en paralelo al respaldo del sofa. Con esta propuesta la composición puede ir creciendo hacia arriba o a los lados con nuevos cuadros siempre que se mantenga esta guía. Óleos, de Galería Peironcely.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
En forma de rectángulo

Crea una composición ordenada alineando los cuadros por los cuatro costados. El resultado puede tener forma cuadrada o rectangular y permite combinar cuadros que nada tienen que ver entre sí. Las molduras y los grabados proceden de Brocar, 4 Ingletes, Ikea y Galería Peironcely.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Guías verticales

Resultan muy útiles cuando tenemos un cuadro de grandes dimensiones y varios más pequeños que no sabemos cómo distribuir. La idea es ubicar el grande en el centro y los pequeños colocados a los lados, alineados por dos ejes verticales. Acuarelas y serigrafía, de Galería Peironcely y marcos, de Brocar y Analcai.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Apoyados

Una buena manera de coordinar dos cuadros distintos es igualar su marco y su paspartú o, como en este caso, elegirlos opuestos. El cuadro más grande, de 4 Ingletes, tiene el marco blanco y el paspartú gris y el pequeño, de Galería Peironcely, al contrario. Cómoda decapada en blanco, de Batik (944 €). Papel pintado, de Farrow & Ball.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Simétricos

¿Tienes una serie de láminas o grabados? Cuélgalos formando una composición simétrica, separados por un eje vertical y otro horizontal de la misma medida. Para unificarlos te recomendamos escoger el mismo marco y paspartú para todos. Láminas y marcos, de 4 Ingletes. Menaje, de Oficios de Ayer y El Almacén de Loza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En pareja

Coloca dos cuadros alineados y elige un sistema de colgar diferente; verás cómo el resultado gana. Aquí se han utilizado unos pomos y un decorativo cordón a la vista. Los grabados son de 4 Ingletes y los pomos, de Youtopia. La silla, estilo Luis XVI, es de la tienda Mis Queridos Muebles. Menaje, de El Almacén de Loza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Láminas agrupadas

Otra opción para láminas de la misma serie es enmarcarlas en grupo de forma que queden en un único cuadro. En este caso los grabados se enmarcaron de tres en tres en horizontal y se colgaron en paralelo. Grabados botánicos, de 4 Ingletes y marcos, de Fann. Candelabro, de Mis Queridos Muebles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Detalles