Consolas versátiles

Las consolas desempeñan una función que a veces va más allá de la decorativa. El mercado ofrece diseños tan variados en medidas y estilos que podemos utilizar la consola como barra de desayunos, mueble bar o recurso para ocultar un desnivel arquitectónico.

image
1 de 9
Con una consola creas un pequeño comedor de paso

La altura de las consolas es algo mayor que la de las mesas de comedor y su profundidad, de unos 35-40 cm, las hace perfectas para un desayuno y comidas informales. En esta cocina, se colocó adosada a la pared que quedaba libre.

Consola Lack, de Ikea. Sillas, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
¿Qué poner en una zona de paso con saliente?

En este salón, un tramo de la pared formaba un saliente y se dejó sin decorar por temor a reducir demasiado la zona de paso. La solución fue colocar una consola estrecha para no recargar el espacio. La consola tiene un marcado estilo oriental y los complementos son un acierto.

Consola, de El Globo Muebles (560 €). Cuadros, de Brocar. Orquídea, de Sia. Maleta y sombrereras antiguas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Una consola de fibra

El acabado en fibra da un toque colonial a esta consola, aunque su diseño de líneas sencillas, actual, crea un contraste muy atractivo. Este tipo de consolas encaja en ambientes de cualquier estilo.

Consola Ábaca, de Banak Importa. Mide 1,20 x 0,35 x 0,80 m (237 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Si el espacio lo permite, elige una consola más grande

Los modelos clásicos suelen ser más voluminosos que los actuales y tienen un sobre de más superficie. En este ambiente, una consola clásica protagoniza la decoración y con el contraste de una obra abstracta se ha dado un giro sorprendente al espacio.

Consola, de Isabel Medinabeitia; en 1,10 x 0,58 x 0,85 m (850 €). Lámpara de pie tipo flexo y acuarela con moldura de plata envejecida, de Arbe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Diseño francés

Con una ligera pátina que revela la veta natural de la madera, la consola Avignon, de la firma Laura Ashley, combina un sobre recto con patas torneadas de inspiración francesa. Incluye un cajón central y dos gavetas laterales para guardar llaves, el correo... Sus medidas son 1,20 x 0,35 x 0,74 m (875 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Mini consola a modo de mueble bar

Para un retranqueo del salón necesitas un mueble de medidas especiales, con una consola mini o una mesa de patas de tijera, el rincón quedará muy coqueto. En este caso, la mesa tiene un sobre de bandeja, que la puede convertir en un mueble bar. Es de madera oscura y junto a los cuadros potencia el tono arena de la pared.

Mesa con patas de tijera (240 € en El Taller de Gabriel). Cuadros, de Por Amor al Arte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Las mesitas con patas de tijera tienen ventajas

La superficie es una bandeja extraíble que permite trasladar lo que se coloque en ella a la mesa de centro. Además, la estructura es plegable.

Mesa Balmoral, de Laura Ashley; en 60 x 48 x 71 cm (460 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Una consola en el recibidor

A menudo, una consola basta por sí sola para crear una zona de recibidor dentro de un salón al que se accede directamente desde la calle. En este caso, el decorador César Menéndez adosó a la pared una consola alargada que, de paso, disimula el pequeño desnivel de la pared. Es básico que la consola tenga poco fondo para que no dificulte la circulación hacia el resto de la casa.

Consola, similar en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Consolas poco profundas para zonas de paso

Para que una consola no suponga un obstáculo en una zona de paso, ha de tener un fondo inferior a 40 cm. Merece la pena buscar un diseño que incluya cajones, aunque sus medidas sean reducidas, pues siempre ofrecen un valioso espacio de almacenaje.

Consola Grid; en 1,20 x 0,30 x 0,80 m (457 € de venta en La Oca).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas