Muebles modulares

Si necesitas muebles versátiles, que apenas ocupen espacio, prueba a utilizar un sencillo módulo que puedas adaptar a cualquier habitación. Nosotros lo hemos hecho con un modelo de dos puertas.

image
Hearst Spain
1 de 9
Sustituye el clásico carrito para el televisor por dos módulos con puertas

Puedes colocar uno en posición horizontal y otro en vertical. En el que vayas a situar la tele pon ruedas para que puedas acercarlo o alejarlo sin esfuerzo. Cestas de mimbre Branas; y cuadro de Ikea, de 56 x 56 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Sus 50 cm de alto hacen que este diseño sea perfecto para utilizarlo como mesilla de noche;

Más aún si le pones ruedas en Ikea. Cabecero tapizado con la tela Lujan, de KA International. Funda nórdica de Textura para cama de 90 cm, incluye bajera y funda de almohada. Lámpara en La Oca. Cuadro de venta en Fann.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Como mueble base hemos utilizado este módulo;

Lo puedes colocar horizontal y verticalmente o colgarlo en la pared. Armario Kampe de Ikea: sus medidas son 97 x 40 x 50 cm; cada puerta, opaca o transparente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Si vas a utilizar el módulo en el baño, sustituye sus puertas por otras de cristal;

Aligerarás su aspecto y podrás ver su interior. Lavamanos y grifo, de Azulejos Peña. Mesa, de Nartex. Toallas, de Descamps. Frascos de Waza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Si la encimera del lavabo es volada, sitúa debajo un mueble auxiliar como éste.

Es un práctico contenedor para guardar los artículos de aseo; pero, además, tiene una línea tan depurada que la encimera lucirá más. Contenedor en 40 x 36 x 35 cm en Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Coloca los módulos junto al escritorio en posición vertical

Elige una puerta transparente para localizar bien carpetas y archivadores. Mesa Klas; silla Snille; cajones y flexo Sekund; todo, de Ikea. Maletines, en el suelo y archivadores verdes, de venta en Fann. Moqueta Love en Kapé Decó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Para espacios reducidos, atrévete con una librería auxiliar flexible;

Como ésta, que está formada por tres cubos. Puedes colocarlos formando una torre; colgarlos en la pared o utilizarlos como mesas auxiliares. Juego de tres cubos, disponible también en blanco, azul y rosa: el más pequeño mide 28 x 28 x 20 cm; el mediano, 33 x 33 x 20 cm y el grande, 43 x 43 x 20 cm en las tiendas Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
¿Necesitas más espacio en la cocina para guardar platos, cristalería, etc.?

Con este módulo, colgado en la pared, solucionas el problema sin gastar mucho dinero. Debajo de él también puedes poner cajoncitos para pequeños accesorios o un especiero. Cajones con etiquetas, botes de cocina y reloj; todo, de Ikea. Mesa de anticuario, de Nartex. Vasos, cuencos y platos; todo, en Jardiland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Utiliza este carrito como mesilla de noche o mesa auxiliar junto al sofá.

Tiene capacidad para guardar lo que quieras en su interior: revistas, libros, mantas..., y resulta visualmente muy ligero, porque es blanco y no tiene puerta ni trasera. Carrito de metal blanco, con asas; mide 60 x40 x 51 cm en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Almacenaje