Seis propuestas para decorar con cuadros

Para que tu casa refleje tu carácter, enmarca láminas, fotos y objetos que revelen tus gustos. Un consejo: antes de colgar los cuadros en la pared, comprueba cómo queda la composición sobre el suelo.

image
1 de 6
Cuadros sobre baldas

Si te cansas enseguida de los cuadros, coloca en la pared un par de baldas y sitúa encima de ellas las obras que prefieras. Así podrás cambiarlas tantas veces como desees sin preocuparte de hacer agujeros en la pared para colgarlos ni tener que camuflar los que ya había. Es importante que las baldas terminen en un listón o un pequeño reborde para que los cuadros no se resbalen y caigan. Además, siempre puedes alternarlos con libros y objetos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Láminas de color

Pon una nota de color con varias láminas del mismo estilo y combina paspartús de tonos diferentes. Unifícalas con un marco muy delgado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Oculto

Un cuadro te puede servir para ocultar una hornacina realizada en la pared. La de la imagen se hizo para almacenar CD en el salón, pero la idea también es útil para ocultar el cuadro de conmutadores de la luz o una caja fuerte. Lámina, de Fann.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Cuadros sobre varillas

Para no hacer agujeros en la pared, usa varillas. Se fijan junto al techo, tras una moldura, y en ellas los cuadros se cuelgan a distinta altura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Composición de cuadros

Realza una serie de dibujos, fotos o láminas formando una sencilla composición geométrica. Potencia la sensación de conjunto utilizando el mismo paspartú. Si los motivos son sencillos, dales importancia forrando el marco con tela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
En la pared del cabecero

Alinea varios cuadros del mismo tamaño sobre la cama. Esta solución resulta especialmente decorativa cuando, como en este caso, el dormitorio tiene un cabecero de obra a media altura que se prolonga de pared a pared y sirve, también, de mesilla. Para decorar el espacio que queda encima, opta por una composición equilibrada. Son adecuadas las series de láminas -motivos marinos, plantas y flores- de idéntico tamaño enmarcadas con el mismo paspartú y marco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo