Pomos atractivos

Pueden pasar inadvertidos o ser el centro de atención. Apúntate a esta última propuesta y busca diseños con una nota de fantasía o, mucho mejor, decóralos con originales detalles. Aquí tienes algunos ejemplos.

image
1 de 6
Cuelga dos borlones de abalorios del pomo de una cómoda; es una manera muy joven y actual de realzar los pomos más sencillos.

Además, al estar disponibles en una amplia gama de colores, te resultará muy fácil elegir las que mejor vayan con las tapicerías de la habitación. Decídete por tonos que armonicen entre sí y que contrasten con el acabado del mueble. Borlones de cuentas, de Meridiana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Pon un toque personal en tu escritorio.

Sólo tienes que pegar un botón de nácar en los pomos de los cajones. Busca diseños del mismo tamaño del tirador y recuerda que si son planos, será más fácil fijarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
¿Por qué no combinar pomos diferentes?

Si quieres cambiar el aspecto de un mueble y no das con la pareja de pomos perfecta, juega con modelos de distinto diseño. Para lograr un resultado equilibrado, procura que estén decorados en los mismos tonos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Para evitar que bolsos y complementos resten espacio a tu armario,

organízalos colgándolos de unos pomos fijados a la pared del dormitorio. Colócalos a un metro del suelo y decóralos pintando sobre ellos las iniciales de su propietario o el nombre de las cosas que vayas a colgar. En este caso, sobre ellos se situó un listón de madera pero, si prefieres tener una zona de almacén extra, instala una balda con poco fondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Coloca unos pomos en la pared de la cocina para tener los paños siempre a mano.

No descartes trasladar esta misma idea a tu dormitorio para colgar pulseras y collares; así evitarás que se enreden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Pon un toque marino en la decoración con percheros rematados con recuerdos del mar, como estrellas y troncos erosionados.

Compra una barra de madera y corta piezas de unos 7 cm, para hacer la percha; atorníllalos a la pared sobre un soporte que tenga su mismo diámetro; y fija los motivos en los extremos de cada percha, con un poco de pegamento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar