Decorar con plantas: Hay que tener mano verde

Las plantas son un plus a la hora de decorar tu casa. Anímate a utilizar las variedades que mejor lucen en cada estancia y descubre cómo cuidarlas.

image
1 de 12
Delicado centro de mesa

Elegantes y estilizadas, las orquídeas quedan perfectas sobre la mesa del salón. Para su mantenimiento, riégalas en invierno una vez a la semana y en verano, dos o tres veces. Y siempre con agua templada. Muebles, cortinas, espejo Capri y juego de té Calissa. Todo, de la firma Laura Ashley.

2 de 12
Plantas en la cocina

Especies resistentes, como la bromelia, variedad perenne de Brasil, o unas sencillas plantas aromáticas dispuestas sobre la encimera proporcionarán calidez, buen olor y una pizca de coquetería a un espacio tan vivido como es la cocina. Eso sí, procura alejar las macetas de los focos de calor.

3 de 12
Plantas enredaderas por la estantería

Las trepadoras, como la hiedra o el poto, son especies decorativas que crecen con facilidad y necesitan poca agua. Sitúalas en las baldas superiores de la cocina o en la estantería del salón. Una planta de hojas vistosas avivará tu rincón de lectura. Hiedras Hedera Helix (2,99 €/ud.), en Ikea.

4 de 12
El toque multicolor

Lirios, narcisos, tulipanes, calas... Las plantas de tallo largo con flores de colores imprimen alegría allí donde se sitúen. Colócalas en maceteros de distintas alturas y realiza una composición sobre una mesa baja. Ubicadas en el salón o en una zona de paso, coparán toda la atención.

5 de 12
Las plantas necesitan guías

Las especies de tallo fino y largo tienden a perder la verticalidad; por eso, conviene poner unas guías o tutores para ayudarlas a crecer rectas. Es el caso de este Cyperus, o papiro, en maceta, gran amigo del calor y la humedad, de Parlane (109 € aprox.).

6 de 12
Una cajonera de lo más florida

Si tienes un mueble próximo a la ventana, adorna su superficie con distintas macetas de especies diversas: margaritas, calanchoes, aloes... Un visillo evitará que les dé el sol directamente. Cómoda Flavia Urban Class, de El Corte Inglés.

7 de 12
Plantas con porte estilizado

Delimita zonas con plantas de tamaño XL como cactus, kentias o cocoteros (en la imagen). Plántalas en macetas altas, pulverízalas a menudo y conseguirás que sean el foco de atención allí donde las coloques, bajo una escalera o a continuación del sofá.

8 de 12
Composición rústica

Las plantas pequeñas, tipo cactus, begonias o helechos enanos, quedan resultonas en baldas, muretes estrechos o, como en este caso, sobre un banco en el vestíbulo de la casa. Pero asegúrate que reciben la luz suficiente. Maceteros de cerámica en dos tamaños, de Bloomingville (30 € y 44 €).

9 de 12
Las plantas en un rincón luminoso

¿Te han regalado una orquídea y no sabes dónde ubicarla? Toma nota: en una mesa baja o sobre una banqueta lucirá en todo su esplendor. Ten cuidado con los riegos, porque no tolera bien el exceso de humedad.

10 de 12
Plantas en la habitación de los niños

Coloca en el alféizar de la ventana una planta a gusto de los peques, para que se sensibilicen con el medio ambiente. Evita que esté cerca del radiador y, pese a lo que se dice, no hace falta que la traslades por la noche a otra estancia de la casa. Macetero Kalasa para macetas de 17 cm de diámetro, de Ikea (5,99 €).

11 de 12
Decora una mesa de gala con plantas

Si tienes invitados a cenar, te proponemos engalanar la mesa con pequeñas macetas de cactus o helechos enanos, que no estorben a la hora de la conversación. Colócalas en fila y así servirán de separación entre los manteles individuales enfrentados. Al final de la velada, que cada comensal se lleve uno de recuerdo. Manteles y mini plantas, de Sia.

12 de 12
Plantas y flores en la zona de trabajo

¿Has integrado el escritorio en el salón o en el dormitorio? Una planta de grandes dimensiones, como la majestuosa kentia, te servirá para delimitar zonas y para poner la nota verde a tu particular área de trabajo. Riégala sin excesos. Y cuando la mesa esté despejada de papeles, coloca en su centro un ramo de tus flores preferidas y parecerá otra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo