Ideas para reciclar envases y decorar tu casa

Antes de deshacerte de latas, botellas y tarros, valora si los puedes reciclar y darles una segunda oportunidad. Cualquiera de estos envases puede ser útil con un sencillo cambio de imagen.

Velas en vasitos de yogur
Hearst

¡No lo tires... recíclalo! Descubre aquí qué nuevos y preciosos usos le puedes dar a las botellas, frascos y latas que a diario gastamos en nuestras casas. Ideas preciosas para lucir flores, iluminar rincones con velas y hasta para organizar tu escritorio. Son manualidades e ideas DIY para crear una decoración sostenible en tu casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Transforma las latas en tiestos.

Quita las etiquetas sumergiéndolas en agua caliente. Una vez que estén limpias, aplica imprimación para superficies de difícil adherencia, ya que el aluminio es muy escurridizo. Cuando esté seca, pinta la lata con esmalte sintético en el color que prefieras. Si quieres combinar varios tonos, delimita las rayas con cinta de pintor, aplica un color y sólo cuando esté bien seco, pinta el otro. No olvides hacer un orificio en la base para que drene el agua.

2 Aprovecha los tarros de cristal grandes para hacer un candelero.

Introduce en su interior un velón y sujétalo con cantos rodados.

3 Haz unos originales tarjeteros con botellas de refresco y licor.

Rellénalas con arena, piedrecitas o cuentas de color y coloca el alambre de manera que sobresalga. Remátalo en espiral para sujetar bien tarjetas y postales.

4 Elabora tus propios aceites y vinagres aromáticos.

Aprovecha una botella bonita y ciérrala con un tapón dosificador. Otra opción es colocar un corcho unido con lacre a una cuerda atada al cuello de la botella; así no se perderá cada vez que la abras. Si quieres, ponle una etiqueta que indique la fecha de elaboración. Dosificadores, de Balda.

5 Dale un nuevo uso a los envases de papilla infantil o de cacao.

Puedes guardar en ellos ingredientes de cocina o usarlos como soporte para tener a mano los utensilios de más uso. Retira todas las etiquetas, aplica una imprimación para superficies de difícil adherencia y, una vez seca, pinta la lata. Para dibujar las letras, lo mejor es que recurras a una plantilla. Si quieres lograr este acabado ligeramente rústico, decídete por esmalte mate. Paños y utensilios, de Balda.

6 Organiza hilos y botones clasificándolos en tarros.

Pinta las tapas y pega en ellas una muestra de lo que guardas para localizarlo de un vistazo.

7 Aprovecha las latas de conservas para hacer portalápices.

Con puntas finas de acero clava a la pared una plancha de aluminio -se encarga en ferreterías- y pega sobre ella las latas. Usa las que tengan anilla abre fácil para que los bordes no corten.

8 Logra una luz íntima con tarros de yogur y velas.
Hearst

Hazte con pinturas para bombillas y mézclalas hasta lograr el color que desees. Pinta los tarros por dentro con brochazos desiguales. Si haces un asa con alambre, podrás colgarlos en el exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo