Arreglos sencillos para llenar la casa de flores

Su mera presencia traslada vivos colores y suaves aromas a nuestro hogar. Potencia su belleza natural de las flores con delicadas composiciones que exhiban siempre lo mejor de ellas.

image
1 de 6
Hay flores protagonistas

Reserva un florero para exhibir las variedades más llamativas. Algunas son tan especiales -como la magnolia japonesa, el Lilium o las orquídeas- que no necesitan ningún acompañamiento, sólo un recipiente que entone o contraste con su colorido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Divide los ramos de flores

Ten muy presente que es mejor hacer varios arreglos florales que optar por un único ramo muy saturado. Separa los ramilletes en distintas vasijas y agrúpalas sobre una bandeja o un bajoplato cromado o de espejo.

¿Quieres un centro de mesa romántico? Utiliza vasos de cristal labrado, decorado o nacarado; similares a éstos los puedes adquirir en Zara Home.

Con reflejos: Uno de los mejores complementos para un arreglo floral es un espejo, que inspira delicadeza. Deja que los pétalos se multipliquen en un bonito prisma multicolor.

Lo más soft: una bandeja con base espejada sobre la que agrupar varios jarrones. La puedes encontrar en las tiendas Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Juega con el color de jarrones y flores

Un sabio consejo de estilista: elige colores afines en la composición, tanto para la flor como para los jarrones; siempre acertarás. Así que, si después de una mañana de paseo por el campo recoges diferentes variedades, reserva las de la misma gama cromática y colócalas en recipientes adecuados según el tamaño de la corola y del tallo. La libertad de una composición mixta permite utilizar magnolias japonesas y tulipanes fucsia, de estilo delicado, junto a varios ramilletes más campestres.

¿Dónde? Si has decidido realizar tus propios centros, debes saber qué recipiente utilizar según la variedad de las flores. Las varas altas y puntiagudas quedan mejor en jarrones estilizados, que realcen la longitud de sus tallos. Si son cortas y redondeadas, opta por floreros ovalados o en forma de bola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Improvisa con las flores

Y transforma en jarrón cualquier recipiente cotidiano. Según el soporte que elijas, cambiará el estilo del ramo; ten en cuenta que, cuanto más original sea el florero, despertará mayor interés visual. Una sopera, un azucarero, un candelero o un perfumador de cristal... prueba varias opciones hasta lograr la ideal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Centros muy naturales

Viene la época en la que salir al campo es disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Y sin darnos cuenta, solemos volver con un ramillete de flores silvestres en la mano, como cuando éramos niños. Las lilas, paniculatas y las ramas de almendro tienen una flor pequeña poco vistosa; pero agrupadas en ramos dentro de jarrones altos, incrementan su encanto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Un centro con hojas y ramas

Reúne varios recipientes de color blanco -mejor de diseños dispares-, y resalta su belleza con una composición sencilla, en la que predomine el verde de las hojas; en este caso se eligieron de eucalipto. Jarrones, similares en Sia y en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo