Tirar y renovar: Buenas vibraciones

Es hora de cumplir los propósitos de año nuevo en cuanto a la casa se refiere. Abanderadas por nuestro lema “renovarse y tirar”, toca deshacerse de lo innecesario y hacer hueco a lo que nos depara el 2013.

image
1 de 5
Quédate con lo esencial

Huye de las estancias atiborradas de muebles y complementos. Quédate con lo que realmente te gusta y sustituye algunas piezas por otras más ligeras. Una mano de pintura o un bonito papel pintado y notarás la fuerza de lo nuevo. Papel, de Coordonné. Cabecero, de Rocío Olmo. Mesilla, de Ikea.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Los aliados para la organización: los contenedores

Para separar lo que vale de lo que no o para organizar tus cosas después del repaso. Invierte algo de dinero en cajas adaptadas al uso que vayas a darles. Con asas, con tapa, de diferentes capacidades, cubos… Cajas Pop Style, de Curver. Su look ratán de tejido cerrado permite ventilar el contenido y preservarlo.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Ropa de casa

No solo nuestras prendas necesitan un repaso, también el armario de la ropa de casa. Revisa los juegos de sábanas. ¿Aún guardas alguno de los heredados de tu abuela? Un par de ellos es suficiente, tendrás de quita y pon. Con las toallas sucede lo mismo. ¿Para qué sirven las viejas que han perdido su apresto? Toallas y manta, de Laura Ashley.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Organiza la despensa

Mira al fondo y revisa las fechas de consumición. Es hora de sacar latas y botes olvidados. Es preferible que almacenes lo indispensable. Ten uno o dos botes de repuesto, pero no acumules demasiado, o acabarás tirando el dinero. Puedes encontrar sifones y latas similares en la tienda Ivo &Co.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
El cuarto de los peques

Sus cajones, baúles y armarios necesitan revisión constante. Muñecos rotos, juguetes a los que les faltan piezas y otros, que simplemente, han caído en el olvido. Clasifícalos: por un lado, los que irán al cubo de la basura y, por otro, los que podrán aprovechar otros niños. Y después del esfuerzo, organízalos en contenedores resistentes. Los de plástico de colores quedarán muy vistosos. Todo, de Ikea.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar