Cómo organizar un día en la playa perfecto

El sonido de las olas, el olor a salitre, la arena bajo tus pies… Deja que el tiempo fluya sin prisas y disfruta en familia y con estilo de una maravillosa jornada en el mar.

Un día en la playa
Brendt Darby

Si tienes pensado pasar un día en la playa, te decimos qué necesitas y qué actividades realizar en familia para que salga redondo.

1 de 6
Un día en la playa
Brendt Darby
Fuera de ruta

Huye de las playas abarrotadas y busca lugares apartados en pequeñas calas. Saca las tumbonas, las toallas y la cesta de pícnic y relájate a la sombra mientras divisas el mar infinito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Ponte a su altura

¿Recuerdas lo bien que lo pasabas de niñ@ haciendo castillos en la arena? Siéntate en el suelo con tus hijos y ayúdales a construir vuestra propia fortaleza. Cuando la marea esté baja, buscad en la orilla conchas con formas originales y piedras lisas que podréis pintar para decorarlo. Reserva los cantos más pesados para fijar al suelo las toallas y el mantel, y evitar así que salgan volando si se levanta viento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Comer en la orilla

Pasar todo un día en la playa es divertido, pero... ¡agotador! Para reponer fuerzas, prepara ensaladas, bocadillos y fruta. Sírvelos en platos de papel o melamina. Lleva unas mini botellas de vidrio frías para mantener la bebida fresquita y un poco de café en un termo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Rayas multicolores

Mientras que los niños juegan en la orilla, traslada tu hamaca o taburete plegable cerca de ellos. Coloca un cojín mullido sobre el asiento para estar más cómoda. Los diseños a rayas y los colores vivos casan con el ambiente a las mil maravillas. Aprovecha para tomarte un refresco e inmortalizar la escena haciendo fotografías a tus hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Lámparas handmade

Después de una merienda o cena a base de sándwiches, es posible que se os haga de noche ¡estáis tan a gusto, que cuesta levar anclas! Para iluminar el camino de vuelta al coche, crea originales farolillos con tarros de cristal recuperados. Introduce en ellos un lecho de piedras y conchas y deposita encima una vela de té sujeta con alambre. Ata en la tapa una cuerda a modo de asa y ¡emprended la marcha!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
¡Todo a babor!

Llega la hora de recoger. Una buena idea para que nada se olvide es agruparlo todo en un mismo sitio y dejar que cada miembro de la familia asuma una función: plegar los asientos, sacudir las toallas, recoger desperdicios y depositarlos en la papelera... Debéis dejar la playa tan limpia como la encontrásteis. Por último, que cada uno coja un bulto y lo lleve hasta el coche. ¡Hoy ha sido un gran día!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas