Cómo organizar el cambio de estación en casa

Los días de frío han acabado, por eso te damos soluciones para organizar y guardar las alfombras, cojines, plaid... Si tienes poco espacio, toma nota.

image
Hearst
1 de 5
En cestos de fibra

Para guardar las mini alfombras, lo más recomendable es que, una vez limpias, se metan en el interior de un armario cerrado. Si no tienes esa posibilidad y, sobre todo, si tienes problemas de espacio, puedes usarlas como detalle decorativo. Si son de tamaño felpudo y tonalidades engamadas, puedes enrollarlas en horizontal, para evitar que los tejidos sufran, mételas en un cesto y ponlas en un rincón, darán un toque chic.
De Bloomingville.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Ropa de casa

Orden impecable. Si dispones de un armario tipo alacena y además sus puertas te permiten ver el interior, debes seguir estos trucos para sacarle el mayor partido posible. Apunta:

Todo a mano. Divide la ropa por categorías (sábanas, toallas, cojines...). Coloca en la parte superior la lencería de cama que esté fuera de temporada, las almohadas, fundas nórdicas
o edredones, éstos últimos ocupan demasiado espacio. Pon a nivel de tus ojos lo que utilices más a menudo, como las toallas y las sábanas, que cambias cada semana. Aprovecha y usa la funda de la almohada para guardar dentro el juego completo. Las toallas, apílalas por tamaños
y colores. Los manteles, ponlos junto a sus servilletas y envuélvelos en papel de seda.

Aroma fresco. En cada estante, coloca saquitos de lavanda o bolsitas de cedro, así protegerán tu ropa de las polillas y dan aroma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Maletas que además decoran

Seguramente no sea la opción más cómoda, pero las maletas grandes sirven como espacio de almacenaje extra que puede venirnos genial a la hora de guardar prendas que no usemos habitualmente o de otra temporada, como los edredones, las mantas... Si son bonitas, puede ser una opción estupenda a la hora de integrarlas en la decoración del dormitorio. Y si tienes algún modelo antiguo, puedes restaurarlas y pintarlas de los colores de tu habitación. Colócalas apiladas, unas encima de otras, y ponlas al pie de la cama. Tendrás todo recogido y un estilo muy especial. Este ambiente es de La Redoute Interieurs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Espacio extra bajo la cama

Si debajo de tu cama no tienes nada, aprovecha este espacio inferior con cajones extraíbles, así podrás guardar pijamas, toallas... Utiliza bolsas herméticas con tapa transparente, así evitarás que se meta el polvo y podrás ver lo que hay en su interior. Ésta con estampado de flores es de Cath Kidston.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Dos en uno

¿Quién no tiene en el salón alguna mantita o plaid? Ten cuidado donde los pones porque pueden dar aspecto de desorden. Una solución sería doblarlos y guardarlos en un cubo como éste, con tapa acolchada que te permitirá usarlo, además, como un asiento extra. Si los necesitas los tendrás a mano y el salón estará impecable. De House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa