Trucos para recibir el verano

Si lo que más te gusta del buen tiempo es organizar planes en casa con amigos y familiares, te vendrán bien estos útiles consejos sobre cómo enfrentarte al entorno, la decoración, el menú…Y salir airosa. ¡Empieza a disfrutar de tus summer days!

FESTEJA TODO
La llegada del verano, el término del curso escolar, una reunión con antiguos compañeros de trabajo… Cualquier excusa será válida para recibir en casa a amigos y familiares. ¡Deja que la alegría se instale en tu hogar!

PUERTAS ABIERTAS
No tengas miedo a mezclar a distintos grupos de amigos, aunque no se conozcan entre sí. Seguro que harán un esfuerzo  por congeniar. Una buena idea es utilizar todos los espacios de la casa para crear movimiento e instar a que los grupos se mezclen. Abre la terraza al salón y a la cocina. Y si vives en un último piso, utiliza la azotea. ¡Verás qué sorpresa tan grata se llevan!
ORIGINAL PUESTA EN ESCENA
El buen tiempo invita a utilizar mantelerías y vajillas alegres y frescas acordes con el entorno: campestre, marinero, vintage… Pero no te encorsetes. Atrévete a jugar con materiales nuevos, cubertería dispar, copas desparejadas…
¿DE PIE O SENTADOS?
Seguro que la puntualidad no es el fuerte de alguno de tus amigos. Hasta que lleguen todos, un aperitivo informal servirá para saludarse y conversar tranquilamente. Permanecer toda la comida de pie puede resultar incómodo. Cuando haya llegado el último, sentaos a la mesa y si es redonda, mejor; así evitarás que alguien se quede descolgado.
¿TIENES UN FONDO DE NEVERA?
Al igual que es útil disponer de un fondo de armario, resulta apropiado tener en casa un fondo de despensa ¡incluso de nevera! Es posible que algunas veladas en casa surjan sobre la marcha y, si contamos con productos básicos, cualquier imprevisto será un éxito. Procura tener tomates, lechuga, atún en conserva, pasta, arroz, huevos, filetes de pollo, salsas ¡y bebidas frías!… Si no quieres terminar llamando al menú a domicilio de turno.
LA PLAYLIST PERFECTA
Y como no hay velada sin música, lo mejor será que confecciones previamente la banda sonora para la ocasión. Los temas más suaves, que sonarán durante la cena, darán paso a su término a esos grandes temazos de salsa, pop o disco intergeneracionales con los que todos abriréis encantados la pista de baile.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Saca la cocina al exterior

¡Y no solo la barbacoa! Si tienes una toma de
agua en el jardín, coloca una mesa y unos barreños y dedícate a pasar bajo el grifo frutas y hortalizas. Mientras, los invitados pueden vigilar el punto de la carne o poner la mesa mientras toman el aperitivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Día de pícnic

Ensalada de pasta, chapatas ingeniosas, dips de picoteo y algo dulce de postre: el menú perfecto para un pícnic en el campo o la piscina. Si cada uno se encarga de llevar algo de comer, el menaje o las bebidas bien fresquitas todo será mucho más sencillo.

Realización: Erin Merhar Y Alison Allsopp.
Foto: Brian Woodcock.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pequeños estilistas

Si hay niños en casa y prevés que vengan más, anímales a que participen en la decoración de la terraza o el jardín, por ejemplo. Reúne jarras, botellas, frascos y peceras e ínstales a que las llenen de flores silvestres o que creen divertidos centros de mesa con verduras y frutas: un manojo de puerros, espinacas, manzanas... Será una buena manera de tenerlos entretenidos y hacerles sentir importantes.

Realización: Karin Lidbeck-Brent.
Foto: John Gruen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Asientos extra

Lo ideal es definir un número exacto de invitados, pero es posible que algunos fallen o... que se apunten más. Si no tienes sillas suficientes, echa mano de banquetas. ¡Te sacarán del apuro! Taburetes galvanizados Bendi, de La Redoute Interieurs (42,99 €/1).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servilletas de papel

Si quieres asombrar a tu pareja con una velada romántica, prepara un picoteo en un banco del jardín o sobre un antiguo baúl a modo de mesa improvisada. Unas flores, vajilla desechable, música suave... ¡Y a disfrutar del piscolabis y de la compañía! Servilletas de papel Moin blue y Moin red, de www.paper-design.de.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crea buen ambiente

La iluminación resulta imprescindible para crear una atmósfera exterior cálida y acogedora. Resuélvelo decorando el porche o el jardín con guirnaldas luminosas. También quedan ideales sobre la mesa de comedor. Ubica en diferentes rincones estratégicos (sobre el césped o la piscina) lámparas solares con formas divertidas, antorchas y farolillos. Y reserva la iluminación con velas para cuando se haga de noche.

Lámparas de aceite de cemento (36 €/dos) y bombillas led Llum (6 €/cada una), de la firma Kave Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nnoches mágicas

Las velas son un excelente recurso no solo para iluminar, sino para crear espacios mágicos. Si hay niños en la mesa, colócalas a buen recaudo, para que no puedan acceder a ellas. Velas en forma de cactus en maceta (43 €/3) y de té (17 €/6), de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para chuparse los dedos

Comer bien no significa pasar las horas muertas en la cocina, ni ser un gran chef. Sopas frías, ensaladas, brochetas... son platos sencillos y rápidos de hacer. Y si te quieres esmerar más, hazlo con el postre. Corta en porciones una tarta de queso y adórnala con toppings de fresas, frambuesas y arándanos. ¡Mmm!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Menaje, a prueba de fiestas

En verano da gusto llevar a la mesa diseños de
vajillas alegres y refrescantes. Los motivos marineros o florales son una tendencia al alza. La porcelana es ideal, pero no descartes modelos de papel o melamina, resistentes, prácticos y muy bonitos. Plato, de la firma Overbeck and Friends (8,25 €) en www.takatomo.de

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El rincón secreto

Los porches de las casas de verano o los cenadores en el jardín serán áreas reservadas para recibir a los invitados, resguardarse del frescor de la noche o tomar esa última copa con los más rezagados mientras disfrutáis de la conversación. A los básicos de esta zona chill out ­-el sofá, las butacas, la mesa baja y el kílim- ¿qué te parece añadir un columpio, una silla colgante o una hamaca? Sin duda, pondrá la nota divertida y más de uno abandonará el sofá, a pesar de su comodidad, para balancearse como niños.

Realización: Olga Naiman.
Foto: Gridley And Graves.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambia el estampado

¿Tienes un poder de convocatoria extraordinario
y no ha faltado nadie a la cita? Si las sillas y banquetas no son suficientes, reúne todos los cojines y almohadas que haya por la casa y repártelos por el suelo. Fundas de almohada maxi rayas Yatch, de la firma La Redoute Interieurs (6,99 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuida los detalles

El cuarto de baño va a ser uno de los lugares
más visitados. Además de impecable, estaría bien que dispusieras en él algún detalle decorativo, como carteles con mensaje, jarroncitos con flores, objetos marineros y varitas aromáticas. Las de Aromas de Ibiza son geniales.

Accesorios de baño, de www.poundland.co.uk

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas