7 ideas para decorar una habitación pequeña (¡y que parezca más grande!)

¡Los metros son lo que son, y eso no se puede cambiar! Pero sí hay muchos recursos decorativos para hacer que tu mini habitación parezca mayor. Te contamos cómo lograrlo.

image
1 de 7
1. Los colores, mejor claros

Blancos, ocres, tierras o tonos pastel son los colores que le van a una habitación pequeña. Elige a tu gusto, pero teniendo en cuenta que los tonos claros amplían visualmente, mientras que el peso de los oscuros, empequeñecen el ambiente (si dudas entre dos, opta por el más claro). Otra buena idea es engamar el mobiliario con la ropa de cama y con el color de paredes y suelos. Si el techo es bajo, opta por pintarlo de blanco, un color que lo aleja ópticamente, y aplica un beige o un topo suave, en las paredes, para darles profundidad. En la imagen, cabecero de 150 cm Justine (295 €); juego de funda nórdica Petra (desde 59,95 €); juego de sábanas Petra (desde 49,95 cm); colcha Atlanta (79,95 €) y cojín blanco bordado Nayana (29,95 €). Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
2. Luz natural y piezas multifunción

El mejor recurso para potenciar un espacio mini es llenarlo de luz natural y de muebles muy versátiles. Si tienes un salón pequeño elige piezas poco voluminosas, pero con mucho encanto decorativo. Por ejemplo, un sofá de dimensiones reducidas (como el sofá tapizado de 3 plazas Argus, que mide 181 cm, 695 €) con tapizado de estilo capitoné. Opta por pufs de colores modernos, atraerán todas las miradas y te permitirán tener asientos auxiliares, muy cómodos, sin tener que incluir sillones. En la imagen, puf Étnico Cuadrado (99,95 €) y puf rectangular Rustic (69,95 €). En cuanto a la mesa de centro, si eliges modelos tipo nido (que puedas mantener juntas o separar en función de la necesidad) ganarás funcionalidad, sin restar espacio. Como el set de mesas de centro Cóctel, juego de de 2 unidades (645 €). Todo lo puedes encontrar en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
3. Todo, en perfecto orden

En una habitación minúscula, evitar el desorden debe ser un concepto prioritario y asignar un lugar para cada cosa es la mejor forma de vencerlo. Un escritorio, con poco fondo, que puedas abrir o cerrar en función del uso, puede ser también un buen recurso de almacenaje que te ayudarán a no recargan el ambiente. El mueble de escritorio de roble Lincoln, con sus 45,5 cm de fondo (675 €) y sus estanterías ocultas, es perfecto y te encantará para mantener el orden en tu mini despacho.
Si el espacio general es muy limitado, quizá haya que pensar en la posibilidad de un mobiliario compacto y versátil. Por ejemplo, la mesa auxiliar de cerámica Hanoi (69 €) puede servir para cenas informales y como taburete para tu escritorio; la mesa auxiliar Yakarta (79 €) es un buen apoyo para tu material de escritura y la mesa auxiliar Malasia (69 €), el mejor soporte para tus macetas de interior. Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
4. Pocas piezas y accesorios

Céntrate en las piezas básicas que necesitas: cama, mesilla, cómoda y una lámpara poco voluminosa. Sobre el resto de enseres y complementos, recomendamos reducirlos. Pero, en su justa medida, porque prescindir de todos los detalles decorativos puede hacer que la habitación resulte fría e impersonal. Por cierto, no infravalores el espacio bajo la cama. Con las cajas adecuadas, puede convertirse en una perfecta zona de almacen para ropa de otra temporada. En la imagen: mesa auxiliar de metal y cristal Gold (135 €); difusor de varillas (17,95 €); vela perfumada en vaso Granada (15,95 €); lámpara de techo Rennes (79 €); juego de sábanas de algodón bordadas Silvestre (desde 49,95 €), juego de funda nórdica Java (desde 45,95 €) y edredón Coni (desde 169 €). Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
5. Espejos y otros trucos aliados del espacio

La mejor forma de multiplicar el espacio cuando no lo hay, es engañar al cerebro con efectos visuales. Por ejemplo: no satures las paredes con exceso de cuadros, fotos o detalles, mejor agrupa dos o tres en una zona y conviértelo en una pieza focal; los muebles grandes, elígelos en blanco o en madera natural, con poca altura y colócalos cerca de un rincón; unifica colores para ganar profundidad visual; ubica espejos con marco claro o dorado, cerca de los puntos de luz natural o justo frente al haz de luz, para que el efecto agrande el espacio. En la imagen, consola de olmo Mimosa (399 €); espejo redondo metálico Vase (99 €); base de lámpara Pineapple (99 €), pantalla cónica Hasir (desde 25 €); caja decorativa joyero Essential metal (45,95 €) y marco de fotos Adana (17,95 €). Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
6. Iluminación artificial a tu servicio

Cuando la habitación es reducida y además, la luz natural escasea, no hay más remedio que jugar con puntos de luz artificial. Utiliza una luz general que ilumine todo el techo y no genere sombras; después, coloca puntos de luz en los rincones. Elige lámparas de pie estilizado y pantalla clara (ocupan menos espacio visual). Como la lámpara de techo New Moon (69 €), de El Corte Inglés, de la imagen.
En cuanto al tipo de luz, la blanca amplía, pero aporta sensación de frialdad y la cálida, concentra el espacio, pero ofrece ambientes más sugerentes. Va en gustos, tú decides.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
7. Las telas pesan más de lo que imaginas

¡Cuidado al elegir los textiles! Los estampados grandes, los colores intensos y los cortinajes pesados se comen los metros cuadrados. Mientras que las telas ligeras tienen el efecto contrario. Mira el ejemplo de este mini salón en el que se ha ubicado un precioso sofá gris perla y complementos en tonos suaves. El sofá tapizado 3 plazas con dos módulos Ocean (1.195 €) y el puff Ocean (249 €), suponen un recurso súper funcional que puedes utilizar como sofá con chaise longue, como puf adicional o como cama de invitados. Para ganar confort, incluye la alfombra dhurri Sanborn (desde 24,95 €), el cojín de lino Galang (25,95 €) y el cojín rectangular de lino crudo Cotton (21,95 €). Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas