15 Cosas que nunca (¡nunca!) debes hacer en una boda

Llegar demasiado temprano es tan negativo como llegar tarde. Echa un vistazo a los consejos de wedding planners para no dar la nota en la próxima boda que te inviten. Estos es lo que NO debes hacer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
No llegues temprano...

Si llegas antes de los 30 minutos previos a la ceremonia, podrías crear un momento incómodo para los anfitriones si no están listos. "Es mejor esperar en el coche que presentarte y arriesgarte a estresar a la novia al verla antes de la ceremonia", explica Holly Patton Olsen, fundadora de Perfectly Posh Events.

perfectlyposhevents.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
... Ni tarde

Por el contrario, aparecer después de la hora de inicio de la ceremonia también es un rotundo NO. "Si no puedes llegar 10 minutos antes, es mejor que no te presente", dice Olsen. "Entrar mientras la novia (o el novio) caminan hacia el altar es muy irrespetuoso, y arruinará el video y las fotos que se están haciendo del momento".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No grabes la ceremonia

Ni hagas fotos. La mayoría de las parejas contratan profesionales para capturar su gran día. "La foto de la novia caminando hacia el altar se estropea cuando aparecen todos los invitados de fondo sosteniendo sus teléfonos móviles", dice Kimberly N. Rhodes, propietaria de Hitched Events.

hitched-events.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No te excedas con las redes sociales

"Las parejas ahora optan por tener un hashtag (por ejemplo #TheMillersAreMarried) o por elegir una boda unplugged", explica Briar Johnston, propietario de Epic Events. Y como invitado, debes respetar la decisión de la pareja. Espera a compartir detalles (como el vestido de la novia o el ramo) hasta que la pareja también lo haga.

www.epicevents.ca

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No robes la foto

Esto es especialmente frustrante durante la sesión de retratos familiares. "Puedes distraer a los retratados y, por lo tanto, sus ojos mirarán en diferentes direcciones en vez de mirar al fotógrafo", según Agnes Neusse, propietaria de Neusse Photography.

¿Su solución? "Por lo general, les digo cortésmente a los invitados que me dejen disparar primero, y luego ellos".

www.neussephotography.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No vistas de blanco

Seguro que ya lo sabes, pero vale la pena repetirlo. "Nada peor que estar al lado de la novia e intentar igualarla", explica Brandi Hamerstone, propietaria de All Events Planned. Es el día de la novia, así que déjala brillar; además, tienes todos los demás colores del mundo para elegir.

alleventsplanned.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No lleves acompañantes inesperados

Lo único peor que recibir un RSVP con dos nombres, cuando solo uno ha sido invitado, es cuando un invitado llega con un acompañante para el que ni siquiera ha confirmado su asistencia. Tampoco supongas que los niños están invitados.

"Si no está claro, pregúnta a los novios si se trata de un evento familiar o solo para adultos", recomienda Lindsey Nickel, organizadora de bodas en Lovely Day Events.

www.lovelydayevents.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No cambies de asiento

Si no te gusta dónde te han sentado o con quién, lo mejor es que te conformes y lo manejes de la mejor manera posible. Solo vas a estar ahí durante una o dos horas (máximo) y seguro que la novia y el novio te han sentado ahí por algún motivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No lleves regalos

Tifany Wunschl, experta en protocolo en Gourmet Invitations, dice que la mayoría de la gente no sabe que no se deben llevar regalos a una boda. En su lugar, debes enviar los artículos a casa de la pareja. De esta manera, la pareja no tendrá que buscar y cargar cajas al final de la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No hables durante los discursos

Aunque a ti no te interese, es un momento importante para la pareja y el familiar o amigo que está hablando. Hamerstone dice que un buen invitado dejará su teléfono, dejará de hablar y disfrutará el momento con ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No hagas un brindis espontáneo

Cuando se trata de discursos, menos... es mejor. Si la pareja no te ha pedido que digas unas palabras, debes asumir que no quieren que te dirijas a sus invitados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No empieces el postre antes que los novios

Aunque la pareja sirva cupcakes u otras golosinas individuales en vez de tarta, es tradición esperar a que la pareja viva su momento de cortar la tarta antes de empezar a comer los postres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No seas irrespetuos@ con los camareros

"El bar suele cerrar para que los invitados permanezcan en sus asientos durante el servicio de cena o por economía", explica Hamerstone. Así que no esperes o exijas que te atienda en cualquier momento durante el banquete. Quejarse con los camareros no ayudará y podrías causar problemas para la novia y el novio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No te emborraches

Esto debería ser evidente, pero crear una escena por beber demasiado nunca está bien y solo lograrás estropearle el día a los novios. Si un camarero (o un ser querido) te llama la atención, hazles caso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No te lleves los centros de mesa

Aunque en algunas bodas las flores se regalan a los invitados tras el banquete, no debes suponer que siempre ocurre. A veces, los jarrones y velas se alquilan, y los novios podrían terminar con una factura inesperada si te llevas artículos sin antes preguntar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ideas